Hoteles post-pandemia: una cadena perdió un 576% por la crisis

Hoteles post-pandemia: una cadena perdió un 576% por la crisis

Meliá Hotels Internacional llegó a 469,6 de euros en pérdidas operativas entre enero y septiembre 2020. El dato muestra del terrible impacto que sufrió la industria del turismo por el covid.

MDZ Dinero

MDZ Dinero

En Argentina, las medidas del gobierno que declararon el aislamiento sanitario para evitar la propagación del Coronavirus comenzaron a regir el 20 de marzo en casi todo el territorio nacional. Las fronteras se cerraron y la movilidad de las personas quedó reducida al mínimo.

En otras partes del mundo también se utilizó esta medida como forma de detener la propagación de la enfermedad y así se restringieron los viajes y las conexiones entre países.

Así, el turismo, sector económico que depende exclusivamente del flujo y la circulación de personas, recibió uno de los golpes más duros en el marco de una crisis histórica.

El impacto llega a las esferas más altas del negocio. Una cadena de la talla de Meliá Hotels International se ve afectada a niveles nunca antes vistos desde su fundación.

Con buena parte de sus 386 hoteles cerrados en los dos primeros trimestres, sus ingresos hasta septiembre fueron de 430,3 millones. Un 69% por debajo de los 1,388 millones del año anterior.

¿Cuál es el panorama de la actividad turística?

La caída general de la economía del turismo se calcula entre un 45% y un 70% para el cierre de 2020 según la Organización para la Cooperación y Desarrollos Económicos (OECD).

Por otro lado, los datos que arroja el barómetro de la OMT son aún menos alentadores. Indica que el número de turistas internacionales se redujo en un 98% en comparación con 2019.

Por su parte, la World Travel & Tourism Council (WTTC) estima que 75 millones de empleos vinculados a la atención turística están en riesgo.

Las áreas más afectadas son el alojamiento, la hotelería, las agencias de viajes, los tours y empresas de paquetes y experiencias, la industria textil y los guías turísticos. También, la industria de reuniones, eventos y convenciones.

Los gobiernos se enfrentan con la difícil tarea de priorizar la salud y proteger sectores económicos claves de sus economías.

Mientras tanto, sigue la incertidumbre, los rebrotes y la situación que se extiende en el tiempo en contextos geográficos diferentes con distintas circunstancias está destruyendo al día un millón de empleos de este sector.

El contexto en donde se intentan medidas de rescate, reducción de impuestos y ayudas económicas es una economía mundial golpeada, con caídas del PBI (Producto Bruto Interno) en todos los países.

En el caso de Argentina, el país tuvo la quinta caída más fuerte del PBI entre los grupos del G20 y registró un 16,2% de descenso durante el primer trimestre de aislamiento (abril, mayo y junio) según indicó el INDEC (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos).

Por comparar con países de Europa con industrias turísticas muy desarrolladas como España, de los puntos del PBI que perdió su economía, un punto está totalmente representado por lo que genera el turismo según datos de EuroControl.

Turismo, pandemia y "después"

Los escenarios de transición y los futuros son una preocupación constante de quienes diseñan las maneras de regresar en cuanto sea seguro en cada lugar a las actividades.

Los hoteles y alojamientos en general están abocados junto a las empresas de certificación a cumplir con las normativas vigentes.

En Argentina, es la norma IRAM EDP 3820:2020 y otras recomendaciones emitidas por organismos internacionales como la OMS o la Organización Panamericana de la Salud.

En la provincia de Mendoza, con una buena proporción de la economía dedicada a este sector, las paulatinas aberturas y los protocolos bien implementados son la gran esperanza. Se busca la confianza de turistas chilenos y argentinos que puedan reactivar de a poco y sin riesgos sanitarios las actividades turísticas.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?