Kicillof culpó a Vidal por los problemas de la deuda bonaerense

Kicillof culpó a Vidal por los problemas de la deuda bonaerense

El gobernador de Buenos Aires señaló a su antecesora como la responsable que esa provincia no pueda cumplir con sus obligaciones frente a los tenedores de bonos.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

El gobernador bonaerense Axel Kicillof afirmó que "la carga de la deuda es insostenible" debido a las "pésimas decisiones del gobierno anterior", en alusión a la gestión de María Eugenia Vidal, y remarcó que "una deuda elevadísima y caja insuficiente" obligaron a la provincia a pedir a los tenedores de deuda posponer el pago de capital hasta el 1 de mayo.

Sin embargo, desde el entorno de la ex gobernadora afirmaron que la deuda provincial "no es alta ni impagable" y señalaron que Kicillof "tenía otras opciones" para afrontar las obligaciones con los acreedores.

"Esta situación que nos llevó a pedir el consentimiento para diferir un vencimiento de deuda es un capítulo más del la forma en que se ha endeudado el país durante (el gobierno de Mauricio) Macri", explicó Kicillof durante una conferencia de prensa en el salón Dorado de la Casa de Gobierno bonaerense, ubicada en La Plata.

De este modo, el mandatario bonaerense explicó su decisión de iniciar formalmente el pedido de consentimiento con los tenedores de bonos por US$ 750 millones, con una tasa anual de 10,875% y vencimiento a finales en 2021, que tenía un vencimiento el 26 de enero para postergar ese plazo para el próximo 1 de mayo.

Kicillof señaló que la medida adoptada no fue imprevista o sorpresiva sino que ya el 20 de diciembre se habían iniciado conversaciones con los tenedores de bonos de deuda bajo los mismos argumentos que esgrimió en la conferencia de prensa. "Tenemos voluntad de honrar las obligaciones pero no hay capacidad para hacerlo en este momento. Lo que vuelve insostenible la situación financiera es básicamente el fuerte endeudamiento del período anterior", insistió en declaraciones publicadas por la agencia Télam.

Poco antes, en su cuenta de Twitter, el gobernador había explicado que "la política de endeudamiento de la gestión anterior se resume así: mucha más deuda, deuda más cara, deuda en dólares y vencimientos más cortos que recaen en la gestión actual".

"La deuda se multiplicó en su magnitud cuando se la mide en dólares. Según las estadísticas de la Provincia pasó de USD 9.362 millones en diciembre de 2015, a USD 11.263 millones de dólares en 2019", precisó el mandatario bonaerense.

Desde el entorno de Vidal refutaron las declaraciones de Kicillof y minimizaron el impacto de la deuda durante la gestión de la mandataria macrista: "La deuda de Buenos Aires no es alta ni impagable. Sin considerar la 'deuda oculta' generada en el gobierno de Daniel Scioli, entre 2015 y 2019 aumentó USD 1.800 millones, es decir, unos USD 100 por habitante. Además se hicieron obras por USD 6.000 millones".

Además, las fuentes consultadas por el portal Infobae aseguraron que “bajo un enfoque de equilibrio general, no será gratis dejar defaultear a un subnacional por un monto insignificante, 1,8% de la deuda provincial y 0,06% de la nacional, que no puede renovar por causas ajenas (riesgo soberano) y que afectará el clima de reestructuración global”.

Así mismo, insistieron en que el gobierno de Kicillof tenía otras "opciones" para cumplir con los compromisos de Buenos Aires. Por ejemplo, podrían haber apelado a la autorización que les dio la Ley de Emergencia que habilitó a emitir nuevas letras por encima del stock vigente a ese momento de $ 8.000 millones, y a emitir nueva deuda por $ 66.786 millones, monto equivalente a los vencimientos del primer cuatrimestre de 2020. Caso contrario, podría recurrir al Banco Provincia o a la Nación mediante el adelanto de fondos coparticipables, como hicieron otras jurisdicciones.

Un dato de color que en el entorno de Vidal no dejaron pasar fue que el bono que busca renegociar Kicillof fue emitido en 2011 bajo la gestión de Daniel Scioli.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?