Victoria amarga de Grecia para despedirse del Mundial

Grecia rozó el milagro pero no pudo conseguir el objetivo de ganar por 12 puntos a los checos y cayó por 77 a 84. 

sección deportes

Grecia necesitaba ganar por 12 puntos y la República Checa no tenía tantas urgencias: pero los checos ni se relajaban ni concedían nada. Los griegos impusieron el ritmo desde el primer minuto sin dejar jugar a los checos. Antetokounmpo y Calathes dirigieron magistralmente a Grecia, pero Bohacik y Balvin sostenían a la República Checa con un buen porcentaje en el acierto de tiros que les acercaba en el marcador en el primer cuarto.

En el segundo cuarto, los helenos imprimieron más velocidad en la circulación de balón y Antetokounmpo empezaba a divertirse. Pero los checos, muy efectivos desde la línea de tres, se metían en el partido dando la vuelta al marcador poniendo en problemas a los griegos y forzando la tercera falta de Antetokounmpo.

El alero de los Milwaukee Bucks descansaba tras la reanudación y lo aprovecharon los checos para dominar el partido. Salió Antetokounmpo y cuarta falta personal del jugador, que seguía jugando en el alambre. Pero Calathes se hizo dueño del balón y despertó a Grecia tras la reanudación.

Grecia asustaba a los checos y creía en el partido, pero la quinta falta personal de Antetokounmpo empezó a trastocar sus planes. A pesar de ello, Calathes insistía sin darse por vencido convirtiéndose en el jugador más determinante de su equipo. Al final, victoria inservible para Grecia, que se despide del Mundial y da alas a la revelación del campeonato.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?