Vettel, furioso con su equipo tras la falla que lo hizo abandonar

"Yo cumplí mi parte de lo acordado", dijo el piloto alemán tras abandonar en la vuelta 28 del Gran Premio de RUsia por un fallo mecánico mientras estaba mostrando un gran rendimiento. "Esto lo quiero arreglar de forma interna", avisó.

sección deportes

Sebastian Vettel.

DPA

El alemán Sebastian Vettel se lució hoy con un brillante rendimiento en el Gran Premio de Rusia de Fórmula 1 pero acabó sufriendo un fiasco por un fallo técnico de su Ferrari y vio a Lewis Hamilton alzar el trofeo y a su compañero de equipo Charles Leclerc ocupar el tercer puesto del podio.

Una semana después de su triunfo en Singapur, el germano se mostró ofuscado por el manejo de la carrera por parte de la escudería italiana. "Yo cumplí mi parte de lo acordado. Para ser sincero, esto lo quiero arreglar de forma interna", declaró el corredor tras quedar fuera de la competencia en la vuelta 28.

El defensor del título, Lewis Hamilton, conquistó al mando de su Mercedes el primer triunfo después del receso. Los Flechas de Plata festejaron el sexto triunfo en la sexta carrera que se disputa en el circuito de Sochi desde 2014.

Valtteri Bottas, también de Mercedes, se adjudicó el segundo puesto, mientras que Leclerc quedó tercero.

La lucha por el título podría acabar para Vettel en la próxima competición. El alemán está quinto en la clasificación general a 128 puntos de distancia de Hamilton, con 322. Bottas está segundo, con 249 unidades y Leclerc ocupa la tercera posición, con 215 puntos.

Al principio todo apuntaba a una segunda victoria consecutiva de Vettel. Había terminado tercero en la clasificación, en Sochi, un puesto con posibilidades de victoria.

En 2017 Bottas ganó la carrera en su Mercedes después de su inteligente maniobra de salida. Esta vez Vettel utilizó las características de la pista para un ataque impresionante.

Superó a Hamilton justo en los primeros metros ya que el británico tenía neumáticos más lentos. Después atacó a Leclerc, quien lo dejó pasar como parte de la estrategia del equipo para bloquear al piloto de Mercedes, pero el cuatro veces campeón alemán no devolvió el favor como se esperaba.

Hubo diferencias evidentes entre el equipo y sus pilotos en los mensajes de radio, ya que Vettel se mantuvo al frente, decidiendo que Leclerc no estaba lo suficientemente cerca de él como para cederle el paso, lo que molestó a su compañero de equipo.

"Me dejaste atrás. Respeté eso. La ventaja es demasiado grande ahora. Hablamos después de la carrera", dijo Leclerc en un mensaje radial.

Un poco más tarde, con Vettel aumentando su ventaja, el equipo le dijo a Leclerc: "Charles haremos el cambio más tarde, Hamilton está un poco cerca, concéntrate en la carrera".

Vettel consiguió una ventaja de unos cuatro segundos en la vuelta 17, pero las dos paradas en boxes -Leclerc en la vuelta 22 y Vettel en la 26- hicieron que los roles se invirtiesen y que Vettel quedara detrás de Leclerc.

Dos vueltas más tarde, Vettel sufrió un desperfecto y paró el bólido en una posición que requería el coche de seguridad. Hamilton aprovechó la ralentización para hacer el cambio de neumáticos y pasar a Leclerc.

También lo hizo Bottas, que se encargó de mantener a raya a Leclerc durante el resto de la carrera y asegurar el triunfo de Mercedes.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?