NBA

Utah Jazz echó de por vida a un hincha por insultos racistas

La franquicia de la NBA echó hoy de por vida al hincha que le propinó insultos racistas al base de Oklahoma Thunder, Russell Westbrook.

seccion deportes

Westbrook

Utah Jazz, franquicia estadounidense de la NBA, echó hoy de por vida al hincha que le propinó insultos racistas al base de Oklahoma Thunder, Russell Westbrook, en uno de los partidos de la jornada del lunes.

Además, la NBA sancionó al jugador con una multa de 25 mil dólares por responder a las agresiones y amenazar con que lo iba a "joder" al aficionado y a su mujer.

"No voy a admitir las faltas de respeto. Cada vez que vengo a Utah se dicen muchas cosas irrespetuosas de mi familia y creo que se tiene que hacer algo al respecto", esgrimió el base en el contacto con la prensa tras la victoria por 98 a 89.

"El joven y una mujer me gritaron: arrodíllate como estás acostumbrado a hacer. Creo que es inapropiado en el sentido que los jugadores no tenemos protección en este sentido. Hay grandes aficionados alrededor del mundo a los que les gusta el juego y vienen a disfrutar con él. Pero hay otros fans que vienen a los partidos a faltar al respeto a mi y a mi familia. Durante años he hecho lo que era correcto. Nunca he hecho nada para hacer daño a nadie ni he peleado con ningún aficionado durante mis 11 años en la liga", continuó.

Luego del acto discriminatorio por parte del fan, los jugadores se manifestaron en favor de Westbrook, especialmente su rival de Utah Donovan Mitchell, quien posteó en su Instagram un largo comunicado.

"Estoy personalmente afectado por el incidente del partido que tuvo lugar el 11 de marzo. Como hombre negro viviendo en una comunidad que adoro y jugando en un equipo que me ha dado la oportunidad de desplegar mis sueños, este incidente golpea nuestra casa. El discurso de racismo y de odio nos golpea a todos. Y no es la primera vez que algo así se ve en nuestro pabellón", apuntó.

"El Utah al que yo vine y quiero es un lugar inclusivo y que da la bienvenida a cualquiera, y el incidente de ayer no es representativo de nuestra comunidad de fans. No queremos crear una mala reputación de Utah en los atletas que puedan venir a jugar aquí. Quiero agradecer a la NBA y a mi equipo por responder rápidamente a este incidente de odio", cerró.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?