Tomás Alzamora, un ejemplo de superación

El tenista mendocino jugará en los próximos días el Mundial de Trasplantados en Inglaterra. Conocé su historia de vida.

Avatar del Juan Pablo Borsani

Juan Pablo Borsani

Tomás Alzamora recibiendo sus medallas en el Nacional de Salta.

Foto Gentileza

Cuatro deportistas mendocinos serán parte del Mundial de Trasplantados que se jugará en Newcastle, Inglaterra, desde el 17 al 24 de agosto. Ellos son Juan Cortés, que con 71 años participará en Atletismo; Rosana Mateos, que lo hará en Atletismo y Natación; Brenda Molina, en Vóley y Atletismo y Tomás Alzamora, que será parte de las competencias de Tenis.

Los cuatro representantes mendocinos que serán parte del Mundial en Inglatera.

A muy pocas horas de subirse al avión que lo depositará en el Viejo Continente, dialogamos con este último, Tomás Alzamora, que nos contó su historia de como llegó al trasplante de riñón y cómo se fue insertando en el deporte, siendo un verdadero ejemplo de vida, al igual que sus compañeros de viaje.

En todo momento Tomás remarcó que la sociedad necesita tomar conciencia sobre el tema de la donación de órganos y además de la posibilidad de poder hacer vida normal.

“Yo nací con un solo riñón y luego de algunos meses de vida se me infectó y duró hasta los 18 años, que me dijeron que me tenía que trasplantar. Hice tres meses de diálisis y el 15 de octubre del 2013 me trasplantaron, mi papá fue el donante y gracias a él puedo seguir juntándome con mis amigos, entrenando, me voy de viaje y hago vida normal”, comenzó diciendo Tomás mientras preparaba las cosas para el viaje.

Su familia fue un pilar fundamental.

Por supuesto le consultamos sobre sus inicios en este deporte, que le da ahora la posibilidad de viajar a Inglaterra. “Con respecto al tenis, cuando me operaron me dijeron que no iba a poder jugar más al fútbol, por lo menos competitivamente, así que decidí dar un paso al costado y empecé tenis, que siempre me gustó, de chiquito jugaba y bueno, empecé. El novio de mi hermana que me dijo que fuera a Macabí donde estaba el profesor Pablo Vergara, que después se fue al Andino y yo seguí con él. Mejoré, mejoré bastante, estoy jugando en el Andino gracias a que también me han ayudado mucho desde el club, desde la Federación Mendocina de Tenis, también Horacio Fernández siempre me ha ayudado mucho allí y también la Subsecretaría de Deportes, que ha sido fundamental para poder ir al Mundial. Con respecto al profesor Pablo Vergara, la verdad que lo he conocido mucho en este tiempo, es un buen profesor, me encanta, he mejorado mucho”.

En lo que tiene que ver con los Juegos y el Mundial comentó: “cuando me trasplantaron, yo en ese momento estaba en la escuela, ahora tengo 23 años, entablé una buena amistad con una compañera, Priscila Jardel, que es la que ahora ha estado en los Juegos Panamericanos con Las Leonas y también con su familia; con el padre porque juega tenis y con la madre porque es trasplantada. Ella me comentó que había unos Juegos, que me tenía que entrenar para jugar al tenis y por eso justamente fue que me metí a tenis. Porque había unos Juegos para deportistas trasplantados, que se hacían en diferentes ciudades, esto a nivel nacional y mundial”.

.

“Para ir a esos mundiales no es fácil, hay que clasificar. Cuando jugué el primer Nacional, que se hizo acá en Mendoza, en 2015, todavía no entrenaba mucho, hubo un nivel impresionante y me fue mal. Luego de esto, con la motivación de ir a los Mundiales, ya que soy competitivo, y además porque me empezó a ir bien con los análisis y los valores que tienen que ver con la operación, decidí ponerme a entrenar firme. Jugué el Mundial de Mar del Plata por esos meses, pero tampoco me fue del todo bien. Seguí entrenando, metía torneos acá y seguí entrenando con Pablo Vergara, hasta noviembre o diciembre del año pasado, que jugué los Juegos Nacionales en Salta, en donde me fue verdaderamente bien. Conseguí cuatro medallas, una en pádel y las otras tres en tenis. Plateada en singles, plateada en dobles y un bronce en mixtos. Estos logros me dieron la posibilidad de ir al Mundial de Inglaterra, desde el 17 agosto hasta el 24 de agosto en la ciudad de Newcastle. Yo voy a participar en tenis, tanto en Singles como en dobles y bueno, vamos a ver cómo me va”.

Tomás no quiso dejar pasar la oportunidad para dar un mensaje final, “más allá de los torneos en sí, los encuentros son muy lindos, se comparte mucho, todos tienen historias que contar y no sólo es algo competitivo. Esto sirve también para que toda la gente que no está enterada de esto, vea cómo es, mas que nada para difundir la donación de órganos. Una persona digámosle “normal”, ve a un a una persona trasplantada y piensa por ejemplo que no puede correr y no es así, como te digo, hay un nivel impresionante, en todas las disciplinas, no sólo en tenis”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?