Si no se sufre, no vale, Lobo

Gimnasia y Esgrima dejó pasar la oportunidad de abrochar la clasificación al octogonal una fecha antes del final y no pudo festejar ante su gente, aunque sigue a un paso y depende de sí mismo.

Avatar del Lucas Burgoa

Lucas Burgoa

El Lobo terminó empatando con Santamarina

ALF PONCE/MDZ

El Lobo del parque General San Martín está a punto de cerrar una gran temporada en su regreso a la B Nacional. Su primer paso por la categoría duró apenas un año, por lo que en esta ocasión el principal objetivo fue la permanencia, algo que logró con varias fechas de anticipación.

Aunque le faltó juego, algo que reconoce el propio entrenador, José María Bianco, Gimnasia fue contundente jugando de local y los números le permitieron soñar con meterse en el reducido por el segundo ascenso a Primera División.

Y esa ilusión está haciendo sufrir a los hinchas del Mensana, que ya saben de sufrir hasta último momento para poder festejar, ya que el objetivo que se trazó el equipo tras asegurar la permanencia deberá esperar hasta la última fecha.

Gimnasia y Esgrima debía vencer a Santamarina para meterse en el octogonal y poder celebrar ante su gente el Víctor Legrotaglie, pero el nerviosismo le jugó una mala pasada, sobre todo en la parte defensiva, y todo terminó en empate.

Para agregarle más suspenso, el Lobo buscará la clasificación como visitante, condición en la que recién pudo ganar por primera vez en todo el torneo hace una semana, en Jujuy. El rival será Instituto de Córdoba, que llega a la última fecha fuera de toda pelea y sólo será uno de los jueces de la clasificación al octogonal.

La espera se estiró una semana más, por eso el sufrimiento, ya que nadie podrá quitarle al Blanquinegro la gran campaña que ha realizado. Para calmar la ansiedad de los hinchas, vale mencionar que el equipo del Chaucha depende de sí mismo para lograr la clasificación. De hecho, le alcanza con empatar. Es decir que, de los tres resultados posibles que hay en el fútbol, le sirven dos.

En caso de perder, algo con lo que no quieren ni pensar en la calle Lencinas, dependerá de otros resultados, entre los que estará el del clásico rival, Independiente Rivadavia.

Para repasar, así se clasificará el Lobo al octogonal:

-Si gana o empata ante Instituto, se clasifica.

-Si pierde, deben darse al menos dos de los siguientes resultados:

  • Que Independiente Rivadavia pierda como local ante Atlético de Rafaela.
  • Que Mitre de Santiago del Estero pierda en su cancha frente a Almagro.
  • Que Brown de Adrogué no le gane como local a Nueva Chicago.
  • Que Agropecuario de Carlos Casares no pueda con Gimnasia en Jujuy.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?