Rafa Nadal debutó en París venciendo al local Adrian Mannarino

El tenista español Rafael Nadal inició su camino en el Masters 1000 de París superando en segunda ronda al francés Adrian Mannarino por 7-5 y 6-4.

sección deportes

Buen inicio de Nadal.

ROLEX PARIS MASTERS

El tenista español Rafa Nadal y el serbio Novak Djokovic sacaron adelante el debut en el Masters 1.000 de París Bercy con sendas victorias trabajadas ante tenistas franceses, un 7-5, 6-4 a Adrian Mannarino y un 7-6(2), 6-4 sobre Corentin Moutet, mientras que el español Roberto Bautista se despidió del torneo y de sus opciones de llegar a la Copa de Maestros.

La penúltima cita del calendario ATP, de donde saldrá como número uno Nadal, comenzó exigente para los dos tenistas que buscan cerrar el año en lo más alto del ranking. El español se encontró con un Mannarino muy inspirado con su saque, nueve 'aces' en el primer set, y acertado en los momentos delicados. Nadal cumplió con su saque y estuvo al acecho hasta que rompió a la quinta bola de 'break'.

La quinta fue bola de set, en un descuido de su rival que no desaprovechó el balear, después de tener opciones de 'break' en los dos turnos anteriores. Nadal salió reforzado de esa batalla y mantuvo un nivel alto. Sin embargo, Mannarino dio todo lo que tenía. El galo despidió la temporada al resto, pero obligando a Nadal a empezar su andadura en París a una marcha alta.

Sudó el español en el séptimo juego y también en el noveno, agresivo al resto el jugador local pero sin evitar el 5-4. Mannarino se comió la red a un metro y cayó de nuevo en el descuido, del que sacó Nadal su pase a octavos de final. El de Manacor, que se medirá ahora con el suizo Stan Wawrinka, volvía a la acción casi desde el US Open, con un partido en la Laver Cup entre medias donde se resintió de una lesión en la mano.

Poco antes, Djokovic cumplió con cierto suspense también ante el joven local Moutet, quien sacó golpes de calidad y tuvo dos bolas de set al resto con 3-5 a favor. Con calma se mantuvo el serbio para salvar el momento y no dar más aire al francés, bastante crecido. Y es que Moutet dejó buenos golpes, ganó intercambios largos y se ganó el reconocimiento de la grada y del propio 'Nole'.

Un gran golpe paralelo con 2-0 en contra en el 'tie-break' fue el último destello del primer parcial, antes de que el martillo serbio se apuntara la manga. La resistencia de Moutet se resquebrajó en el tercer y quinto juego del segundo set, dos roturas que dieron colchón a Djokovic. Aún peleó por alargarlo el número 97 del mundo, ante un 'Nole' que se le vio incómodo y que medirá con Kyle Edmund.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?