Piers Francis zafó de la sanción y podrá jugar contra Los Pumas

Tras la audiencia disciplinaria a la que asistió por haber cometido un acto de juego sucio en el partido ante Estados Unidos, el centro de Inglaterra quedó habilitado para jugar ante Argentina por la tercera fecha del Grupo C.

sección deportes

.

RUGBY WORLD CUP

El centro de Inglaterra, Piers Francis, asistió hoy a una audiencia disciplinaria tras haber sido citado por un acto de juego sucio contrario a la Ley 9.13 (tackle alto peligroso) cometido en el partido de la Copa Mundial contra Estados Unidos, disputado el 26 de septiembre.

El Comité Judicial independiente estuvo presidido por Nigel Hampton QC (Nueva Zelanda), junto con el ex entrenador internacional Frank Hadden (Escocia) y el ex jugador internacional John Langford (Australia).

El Comité siguió el Marco de Sanciones de Tackles Altos para tomar su decisión. El jugador aceptó que fue un tackle alto el que hizo contacto con la cabeza del portador de la pelota de oposición. También aceptó que había un alto grado de peligro. Después del HTSF, esto resulta en un punto de entrada de una tarjeta roja. Luego, el Comité consideró si los factores atenuantes deberían dar lugar a la disminución de la sanción.

El Comité decidió que había una mitigación significativa y suficiente:

  • Por el repentino cambio de altura por parte del jugador de EE. UU. inmediatamente antes del contacto. Fue solo en el momento de ese cambio repentino que el factor de línea de visión clara (contra la mitigación) entró en juego y podría ser relevante; y ese factor de línea de visión, por lo tanto, era algo limitado en su aplicación y el peso que se le debía dar;
  • Por el sentido de que el jugador, teniendo el control del tackle, intentó evitar la cabeza del oponente haciendo un intento definitivo de cambiar su propia altura y la posición de su cuerpo;
  • Por el contacto inicial del jugador con su propia cabeza en el hombro izquierdo del portador de la pelota (y cuyo contacto inicial absorbió un gran grado de fuerza), con el hombro izquierdo del jugador deslizándose hacia arriba para hacer un contacto indirecto y menor a la cabeza del portador de la pelota, sin aparentement, causar lesión.
El Comité sopesó los factores a favor y en contra de la mitigación y en el balance de probabilidades, decidió que los factores mitigantes superaban a los factores contra la mitigación y, por lo tanto, la sanción apropiada en el campo de juego era una tarjeta amarilla.

Por lo tanto, no hubo sanción y podrá jugar contra Argentina el próximo sábado 5 de octubre, a las 5 de la mañana argentina, por la tercera fecha del Grupo C.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?