Nueva Zelanda se despidió del Mundial como lo que es: un grande

Los hombres de negro vencieron por un contundente 40 a 17 a Gales y  se quedaron con la medalla de bronce del Mundial de Japón. Además fue la despedida de varios del seleccionado mas ganador de la historia.

Avatar del Rodrigo Pontis

Rodrigo Pontis

Nueva Zelanda se quedó con el tercer puesto.

ALL BLACKS

El partido por el tercer puesto fue para los All Blacks algo muy serio: dejaron claro que se habían quedado con un sabor amargo luego de la derrota ante Inglaterra en el cual se vieron casi maniatados por los ingleses y que esta vez iban a golpear de entrada.

Gales no pudo hacer mucho ante los dirigidos por Steve Hansen que salieron a desplegar su típico juego de potencia y precisión, con buenos pasamanos y offload fueron llegando a meter varios tries.

Los Dragones rojos no estuvieron a la altura de ellos y con mucho esfuerzo pudieron hacer un try en cada tiempo.

Tarde con emociones: es la que se vivió en el Tokio Stadium ya que se despieron varias leyendas: el entrenador Hansen dejará de serlo luego de conquistar dos mundiales seguidos- 2011 y 2015 además de varios Rugby Championship,  su capitán y octavo, Kieran Reeds, el centro Sony Bill Wiliams y el wing Ben Smith - quien marcó dos tries- y por el lado de Gales, su entrenador Warren Gatland dejará el cargo que tuvo por varios años donde logró el Seis Naciones de este año.

Justamente fueron estos dos seleccionados que este año estuvieron repartiéndose el primer lugar de la tabla del runking mundial, la cual en algún momento se agregó Irlanda.

Los Maoríes dejaron en claro que tenían que saldar una deuda con su público y lo hicieron demostrando que siguen siendo un Grande del rugby mundial.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?