Nombres y apellidos de los responsables del momento de Godoy Cruz

En estos meses el hincha de Godoy Cruz deberá sufrir y resistir. Luego esperar o finalmente resurgir o morir.

Avatar del Ariel Fernandez

Ariel Fernandez

el morro siempre cumple, uno de los mejores. siempre. 

ALF PONCE / MDZ

No es hacer leña del árbol caído, ni mucho menos. Solo reflejar el porqué de un presente espantoso que se podría haber evitado. En su momento se ponderaron las buenas campañas y lo aciertos. Pero esta es otra historia.

Enero era el momento para dar el salto de calidad que se venía esperando hace mucho tiempo. Con el equipo subcampeón del fútbol argentino y en un lugar de privilegio en los promedios para el descenso, las urgencias quedaban de lado. Se venía la triple competencia con Copa Libertadores incluida. Aquel enero de 2019 era el instante para la llegada de jugadores de mayor jerarquía que, con el aporte de algunos juveniles destacados, le podrían dar la frescura final a un equipo que hoy estaría viendo todo desde un pedestal. Pero todo eso no sucedió.

El principal responsable es José Eduardo Mansur, presidente de Godoy Cruz. El Tomba lleva cosechado en este semestre solo tres puntos de los últimos 21 en Superliga, con eliminaciones en Copa Libertadores y Copa Argentina. Si bien aquel mercado de pases de enero era sustancial, la revancha de la dirigencia la tuvo en julio/agosto. Tampoco fue revancha. Porque con la ida de muchísimos futbolistas de hace un año a esta parte, fueron pocos los que llegaron que pudieron reemplazar la jerarquía que, por unos millones de dólares, la disfrutan otros. Esta vez al Bodeguero no le salió bien. Y en esta lista no pondremos a Christian Bragarnik, casi la mano derecha de Mansur. Pero el representante atiende su juego y la última palabra no es de él, sino del máximo responsable de la institución. Aveces, poder decir adiós es crecer.

En la lista le sigue el coordinador general del fútbol profesional y divisiones inferiores, Daniel Oldrá. El Gato, como el mismo se atribuyó tras la derrota ante Banfield, es responsable en segundo orden. Es quien tiene la capacidad de sugerir futbolistas, los que llegan, los buenos y los malos. Además, fue quien aseguró que Lucas Bernardi sería solución para Godoy Cruz tras la salida del Negro Gómez.

En tercer orden entran los futbolistas, que en definitiva son quienes ingresan a la cancha, aunque no los responsables de que tengan que ingresar al campo de juego. En los últimos meses, obviamente una consecuencia de todo, el rendimiento individual ha sido muy bajo, inclusive de algunos futbolistas del cual se esperaba mucho más.

Por último, los entrenadores. Marcelo Gómez en primer lugar. Un entrenador casi perdido y de vacaciones por Mendoza. No acertó en casi nada. Luego, Lucas Bernardi que se tuvo que adaptar a un lio importante. Continuó con puestos inventados y no terminó de darle identidad al equipo. Por último Javier Patalano, quien tampoco pudo hacer mucho con la materia prima recibida y el poco tiempo de trabajo.

Godoy Cruz se encuentra en una situación muy complicada a futuro, luego de mitad de 2020. Le queda una sola vida si es que en dos temporadas no quiere disputar la Primera Nacional. La vida comienza en diciembre y termina en enero, con el próximo mercado de pases. En estos meses el hincha de Godoy Cruz deberá sufrir y resistir. Luego esperar. finalmente resurgir o morir.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?