Hoy la perfección se vistió de blanco

Inglaterra dejó en el camino a los All Blacks  y después de 16 años vuelve a disputar una final de un mundial. Para ganarles a los de "Negro" tuvieron una tarde sin errores.

Avatar del Rodrigo Pontis

Rodrigo Pontis

Inglaterra venció a Nueva Zelanda por 19 a 7 y lo dejó después de dos mundiales sin poder estar en una final mundialista. Para eso tuvo que tener un partido casi perfecto, ratificando su mote de candidato a ganar el torneo.

Los ingleses de entrada comenzaron a imponerse en el partido, no le dejaron hacer nada a los de "Negro" y tuvieron que pasar 7 años para que estos no hicieran puntos en el primer tiempo.

El try de Inglaterra fue una combinación perfecta de forwards y backs, un pasamano de lado a lado con juego profundo hasta que el poderoso centro  Manu Tuilagi cayo en el ingoal neocelandes.

Una de las claves del triunfo "Blanco" fue la actuación de los wings, tanto Anthony Wilson como Jonny May en ataque parecían enjabonados, su rivales no los podían parar y en defensa estuvieron muy firmes.

- Inglaterra dejó claro que cuando se ataca con profundidad y se buscan los espacios un equipo tiene grandes chances de causar daño a su oponente.

.

Tuvo mayor posesión y mejor utilización de la pelota, para ganarles a los All Blacks tienen que suceder ambas cosas.

-Todo el equipo fue muy parejo en su accionar y los 23 que jugaron tuvieron su tarde perfecta. Estaban convencidos que podían ganar y lo hicieron.

-Deberá ratificar su candidatura en la misma final y por sobretodo nos deja la sensación que a los argentinos les hicieron precio cuando les tocó jugar con ellos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?