El noble gesto en el Mundial de Rugby que recorre el mundo

El canadiense Josh Larsen fue expulsado en la derrota por 66-7 ante los Springboks y fue a disculparse con sus adversarios al término del partido

seccion deportes

k

Siempre el rugby ha sido conocido como uno de los deportes más nobles que existen. Si bien es un juego que requiere mucho desgaste físico y donde constantemente hay choques, roces y hasta golpes, también es muy común que los jugadores muestren mucho respeto por las autoridades y los rivales, con acciones dignas de deportividad. Y el Mundial de Rugby ha sido el escenario de una gran muestra de eso.

En la Copa del Mundo que está celebrándose en Japón, un jugador fue al vestuario rival para pedir perdón a sus adversarios por un tackle peligroso que le costó la expulsión del partido. Se trata de Josh Larsen, de la selección de Canadá, quien acudió al camerino del combinado nacional de Sudáfrica para disculparse.

Larsen, quien vio la tarjeta roja a los 37 minutos en la caída de Canadá por 66-7 ante los Springboks, espero al término del encuentro para visitar a sus contrincantes y ofrecer unas disculpas.

El árbitro Luke Pearce expulsó a Josh Larsen por un tackle peligroso en el partido ante los Springboks en el Mundial de Rugby (REUTERS)

El árbitro Luke Pearce expulsó a Josh Larsen por un tackle peligroso en el partido ante los Springboks en el Mundial de Rugby (REUTERS)

En las imágenes difundidas por la propia organización en las redes sociales se lo ve a Josh Larsen hablando hacia todos los jugadores sudafricanos, disculpándose por su tackle peligroso contra Thomas du Toit. “Muchachos solo quise venir a pedirles perdón por mi tarjeta roja de hoy. Estoy bastante desanimado por lo sucedido y quería pedirles perdón a todos cara a cara. Les deseo lo mejor en el torneo”, dijo el segunda línea canadiense, a quien le dieron una lata de cerveza tras su discurso.

“De esto se trata el rugby”, escribieron en la cuenta oficial de Twitter de la Copa del Mundo de Rugby al difundir las imágenes del jugador arrepentido por su tarjeta roja. La publicación ha sido compartida por muchos usuarios en distintas plataformas, donde hubo cientos de comentarios positivos. Todos destacaron la iniciativa de Josh Larsen como un ejemplo de deportividad que debería ser imitado en otras disciplinas.

Esta fue la sexta expulsión en el torneo. Una de ellas fue la del argentino Tomás Lavanini en el partido entre Los Pumas e Inglaterra. Desde el pasado 3 de enero rigen a nivel mundial nuevas sanciones por tackles desmedidos por lo que Larsen probablemente se enfrente a un duro castigo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?