Los jugadores de Inglaterra en causa común por la buena disciplina

El medio scrum Ben Youngs revela cómo permanecer del lado correcto de la ley es una prioridad, mientras el conjunto de Eddie Jones se prepara para el cruce contra los All Blacks.

sección deportes

.

www.rugbyworldcup.com

Ben Youngs reveló que Inglaterra está determinada a permanecer del lado correcto de la ley y que introdujeron penalidades para las indisciplinas durante los entrenamientos. El entrenador Eddie Jones ha insistido sobre la importancia de mantener la disciplina y ha llevado el mensaje a los entrenamientos.

Y claramente ha funcionado, porque Inglaterra tiene un impecable récord hasta ahora en la RWC 2019, después de haber disputado cuatro partidos sin recibir tarjetas amarillas o rojas. En cuanto a los penales concedidos la cuenta no está nada mal: 30 en cuatro partidos.

"Pusimos gran énfasis en nuestra disciplina durante la pretemporada. Si alguien cometía un penal en el entrenamiento se lo enviaba a una esquina de la cancha para que se le diera una golpiza divertida o algo por el estilo”, contó el medio scrum Youngs. "En este torneo hemos sido realmente buenos y estamos contentos con cómo nos hemos mantenido disciplinados”.

"¿Cuáles eran los castigos? Algunas flexiones, algunas corridas, normalmente eran los muchachos más grandes los que pasaban algún tiempo con ello. Ellos van con el entrenador de fuerza y acondicionamiento. Pero queremos que el equipo tome conciencia de la importancia de la disciplina", agregó.

Youngs, que disputó 93 partidos, está jugando en su tercera Copa del Mundo, pero es la contribución de un novato lo que más lo ha impresionado en Japón. Y pronostica que Tom Curry, de 21 años, podría convertirse en uno de los mejores tercera línea que haya visto Inglaterra. Curry -foto arriba-, fue Jugador del Partido en la victoria 40-16 sobre Australia y tendrá un papel clave junto al ala Sam Underhill, contra la dupla de Nueva Zelanda integrada por Ardie Savea y Sam Cane, en la semifinal del sábado en el International Stadium Yokohama.

"Tom es un jugador increíblemente especial", agregó Youngs. "Trabaja muy duro. Nada parece desconcentrarlo. Él está en esta burbuja y está disfrutando cada momento".

"Cuando eres un miembro veterano del equipo y ves llegar a estos jóvenes, solamente quieres que les vaya bien. Tom ha estado increíble y estoy seguro que continuará creciendo como jugador. No tengo dudas de que se convertirá en uno de los grandes terceras líneas que haya tenido Inglaterra”, agregó.

"Y Sam Underhill, quien, a pesar de parecer mucho mayor, no lo es. Ambos muchachos, con la energía que entregan, simplemente estoy agradecido y orgulloso de ellos”, cerró.

Youngs buscará que el implacable dúo pueda ayudarlo a conseguir un memorable hat-trick familiar contra los All Blacks este fin de semana. En 2012 venció a Nueva Zelanda junto a su hermano Tom, mientras que su padre Nick jugó de medio scrum cuando Inglaterra derrotó a los All Blacks en Twickenham en 1983.

Fuente: www.rugbyworldcup.com

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?