Lo Celso encabezó la remontada del Betis

En el encuentro de vuelta por cuartos de final ante Espanyol, el mediocampista argentino marcó el 1-1 parcial, que significó el 2-2 global. Después, en la prórroga, Sergio León y Mandi sellaron el 3-1 para avanzar a semifinales.

Deportes

Lo Celso festeja su gol.

Ante el Espanyol, que no encontró en este torneo una alegría que mitigue sus males en la Liga, al Betis le tocó sufrir, pero en la prórroga vivió una fiesta. Los de Rubi acariciaron el pase, pero se desinflaron al final.

Durante la primera hora de partido, el plan del Espanyol salió. Fueron los visitantes los que salieron con más ímpetu, encontrándose más cómodos. Leo Baptistao avisó a los dos minutos con un disparo suave y acabó pegando al poco de pasar la media hora, al cabecear una falta sacada desde la banda por Víctor Sánchez. Entre medias, un claro remate en el área pequeña que el brasileño estrelló con el palo.

El Betis, como le gusta, tenía el balón, pero no terminaba de encontrase cómodo con él. El Espanyol cerraba bien las líneas y se defendía bien sin pasar demasiados apuros. Incluso, tuvo el 0-2, con un cabezazo a bocajarro que sacó Joel.

La entrada de Sergio León, que supuso un cambio de sistema con dos jugadores en ataque, dio un giro al partido. De hecho, apenas llevaba dos minutos en el campo cuando tuvo la primera ocasión, un mano a mano que sacó Roberto. Ahí tomaron el mando los locales, que ya sí se sintieron cómodos. Les faltaba el gol y este llegó en el 76' por medio de Lo Celso, tras un gran pase de Joaquín.

Fue entonces cuando empezó a ver el Betis el partido ganado y el Espanyol perdido, a lo que se añadió la segunda amarilla a Marc Roca justo antes de la prórroga. Con media hora por delante, parecía cuestión de tiempo que el Betis sentenciase y así fue.

Sergio León, en una gran acción individual tras un caño a Hermoso, hizo el 2-1 en el 95' y tres después Mandi aprovechaba una jugada embarullada para el 3-1.

Eliminatoria decidida. Lo que quedó por delante fue un tiempo de sufrimiento para el Espanyol y una fiesta verdiblanca, que ya espera rival en semifinales.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?