Las confesiones de Manu Ginóbili a un año de su retiro

La leyenda argentina de los San Antonio Spurs, con más de 1.000 partidos disputados en la NBA y cuatro anillos, explicó cuáles son esas cosas que extraña, y cuáles no tanto.

Sección deportes

Manu acompañado por Tony Parker.

FIBA

Manu Ginóbili anunció que dejaba el baloncesto en agosto de 2018. Ha pasado un año, y sabiendo que tomó la decisión correcta. Sin embargo, ello no evita que haya ciertos aspectos de su anterior vida que eche de menos. Así lo explicó en una entrevista con ESPN.

"Lo que más echo de menos es el vestuario, los compañeros, las cenas tras los partidos, la sensación de saltar a la cancha y ser un equipo, ser parte de algo más grande que yo", contó.

Sin embargo, el escolta no echa de menos todo lo que rodea a la NBA. Sobre todo, lo que tiene que ver con el aspecto físico: "Lo que no echo de menos son esos grandes viajes, los partidos a última hora del día, los back-to-backs, no poder dormir bien, estar cansado o con dolor. Esa parte no la echo de menos en absoluto". 

Durante su carrera, de 16 años, promedió 13,3 puntos, 3,5 rebotes y 3,8 asistencias en 1.057 partidos disputados con los de Texas, siendo además dos veces Al-Star y nombrado Mejor Sexto Hombre en 2008.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?