Las advertencias de una leyenda para la gran final

El legendario apertura del XV de la Rosa, Jonny Wilkinson, campeón en 2003 y finalista en 2007, comparte sus experiencias con sus sucesores acerca del poderío de Sudáfrica de cara a la final.

sección deportes

.

www.rugbyworldcup.com

Jonny Wilkinson ha experimentado tanto la alegría como la angustia que un jugador podría sentir en una final de Rugby World Cup. Sería de esperar entonces que sus sucesores, aquellos que hoy forman parte del plantel del XV de la Rosa sigan sus advertencias acerca de no bajar la guardia el sábado cuando se midan con los “enormemente explosivos” Springboks.

El hombre que llevó al equipo de Clive Woodward a conseguir el título en la RWC 2003, teme que será un encuentro “muy, muy ajustado” en el International Stadium Yokohama y que los jugadores de Inglaterra podrían sentirse superados y abrumados.

Pero dice que si ellos igualan el rendimiento alcanzado en la inspiradora victoria del fin de semana pasado contra los All Blacks, podría ser suficiente para asegurarse una segunda consagración. "La inspiración provino de jugar al límite”, dijo el ex apertura Wilkinson, de 40 años de edad. "Inglaterra, más que Nueva Zelanda, pareció haber estado más emocionada ante la perspectiva de los desconocido. Como resultado, los británicos arrancaron mejor y fueron capaces de contener bien a los All Blacks en el partido. Además, la defensa de Inglaterra fue muy pro-activa y creo que estuvieron muy emocionados con el rendimiento mostrado allí, así también como con el ataque", señaló quien cayera derrotado ante Sudáfrica en la definición de la RWC 2007.

Comparando su equipo del 2003 con el actual, agregó: "el juego es diferente y también los jugadores. Pero creo que la victoria representa un avance definitivo y que quizá pueda ayudar a la gente a abandonar la idea de que nosotros somos menos que los equipos del hemisferio sur. Claramente, por ahora”.

Owen Farrell y su equipo pueden desplegar un dominio similar contra los Springboks, dijo, si reconocen que sus rivales no son tan unidimensionales como fue sugerido en su disputada semifinal contra Gales. “Contra Sudáfrica, Inglaterra tiene una oportunidad tan buena como cualquiera, pero el peligro es que se piense que se presentará el mismo equipo sudafricano que el de la semifinal", advirtió Wilkinson.

“Creo que Sudáfrica jugó para ganarle a Gales, y eso es lo que vimos. Sudáfrica jugará (en la final) para ganarle a Inglaterra y será un partido diferente”, añadió.

“Ellos te rodean y te hacen sentir que el campo de juego es chico, y que hay algo así como 20 jugadores suyos. Son explosivos, enormemente explosivos, lo que significa que un segundo puede transformarse en una gran repercusión. Una pelota caída puede llevarte detrás de la línea de ventaja, un gran golpe, luego de repente en dos segundos, ellos imprimen potencia en el ruck, consiguen la pelota y te ponen 50-60 metros atrás”, resumió.

“Realmente pueden dominar un cambio como ese y conseguir momentum. Necesitarán controlar ese tipo de momentos. Pero, al mismo tiempo, no quieres meterte en esa lucha intensa contra esos muchachos. Necesitan tener un balance y variedad en su juego. Necesitan mantener la disciplina, en todo momento, porque ellos (Sudáfrica) tienen un pateador que te castiga, y un N° 9 que también lo hace y que es un hombre clave, probablemente uno de los secretos de su equipo. Además de su feroz intensidad y su explosividad física”, agregó.

Entonces, ¿quién cree el hombre récord en puntos de la RWC que levantará la Webb Ellis Cup? “¿Mi predicción? Soy de Inglaterra, trabajo con el equipo de Inglaterra, Inglaterra ganará. Pero pienso que será muy, muy ajustado”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?