La pesadilla que vive el mendocino Espinoza tras el Boca-Vélez

El árbitro que tuvo a cargo el partido jugado en la Bombonera contó que fue amenazado por hinchas fortineros y tuvo que esconderse con su familia por lo ocurrido. Su relato.

Sección Deportes

Fernando Espinoza en el ojo de la tormenta

Fernando Espinoza estuvo en boca de todos luego del mal arbitraje en la vuelta entre Boca y Vélez. El árbitro mendocino, que no cobró un claro penal para los de Liniers, confesó que tuvo que esconderse con su familia y que recibió amenazas de hinchas fortineros por el error que pudo cambiar el destino del juego disputado el pasado jueves.

"Este fin de semana tuve que esconder a mi familia porque se filtró mi teléfono y recibí amenazas de todo tipo por gente de Vélez. Ya están hechas las denuncias y recién prendí el teléfono. ¿Hasta dónde llegan las redes sociales? Mi hijo de 3 años (Lautaro) no entiende, pero al del 6 años (Tiago) le explique que nos íbamos a quedar descansando en casa", relató el nacido en San Martín.

En diálogo con el programa Cómo Te Va (AM 630), agregó: "Fue muy desgastante todo. Prendía el teléfono y veía unas cosas que eran increíbles, impresionante. Otra gente de Vélez igual también me mandaba mensajes diciéndome que me quedara tranquilo, me decían quién era el que filtraba mi teléfono en las redes".

"Si yo me equivoco y después no trabajo, no sumo en mi sueldo. No voy a equivocarme a propósito. Yo estaba en una posición que no puedo observar. Somos empleados de todos los equipos del fútbol argentino, me paga el sueldo Boca y me paga el sueldo Vélez. No voy a ir en beneficio de algún equipo", cerró.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?