La nueva apuesta de Canadá para profesionalizar su plantel

El Americas Combine, programa de World Rugby para desarrollar jugadores mediante un programa de alto rendimiento, le da a los jóvenes canadienses la oportunidad de ir en busca de una carrera profesional.

Sección Deportes

Canadá finalizó quinto en el Grupo B

Jeff McIntosh

Tratar de conseguir una carrera profesional no es una decisión fácil para muchos jugadores canadienses, que a menudo están divididos entre la pasión por su deporte y la necesidad de ganarse la vida.

El entrenador de los Canucks, Kingseley Jones espera que tomar esa decisión sea cada vez más fácil gracias al programa Americas Combine, que da a los jugadores un ejemplo de cómo es la vida de un atleta profesional.

El Americas Combine forma parte de las iniciativas de World Rugby para el alto rendimiento y ofrece a jugadores de Norte y Sudamérica una semana de entrenamiento completos en las que sus destrezas y capacidad física son testadas así como la disputa de un partido. El programa también organiza cursos para entrenadores y referís.

Los entrenadores de las selecciones eligen qué jugadores enviar al Combine tanto por las plazas vacantes en la concentración como en las posiciones que quieren desarrollar en sus equipos. En el caso de Canadá son jugadores que alternan sus entrenamientos con sus estudios.

Dos jugadores que pasaron por el programa fueron los backs Will Kelly y Josh Thiels, ambos polifuncionales, ya que pueden jugar de apertura, centro o fullback, posiciones de las que Canadá adolece.

A pesar de que al Combine le falta desarrollarse, Jones afirma que, en sus inicios ya ha sido de ayuda para el equipo canadiense: "Sin esto no sé dónde estaríamos. En este momento es un salvavidas. Está en pañales, pero si no continúa es irreal pensar que podremos permanecer entre los primeros 20 equipos del mundo".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?