La campaña de Uruguay en la RWC excede al resultado de los partidos

Santiago Arata y Santiago Civetta coinciden no sólo en este aspecto, sino en muchos otros relacionados con lo que puede, tiene y debe hacer el Seleccionado de Uruguay en Japón.

seccion deportes

gf

Se conocen bien y están en sintonía. Cuando un tercera línea y un medio scrum se entienden, las cosas funcionan. Tal es el caso de Santiago Civetta y Santiago Arata, dos jugadores muy jóvenes que en su primera Copa Mundial de Rugby tienen muy claro qué es lo que vienen a hacer y qué papel quieren cumplir.

Los dos saben lo que es jugar juntos un Mundial: en este caso, el M20 Trophy de Zimbabwe en 2016. Arata era en aquel equipo, uno de los más experimentados y hoy, con apenas 23 años, acredita esa condición también el seleccionado mayor. Civetta, en cambio, era el más joven de todos con apenas 17 años y hoy, repite ese lugar en el equipo junto con Ardao y Jaunsolo, los tres con 21.

Uruguay es el equipo con menor promedio de edad de la Copa Mundial de Rugby, con 26 años y 79 días. Para una selección en pleno crecimiento, este detalle particular muestra la enorme proyección del equipo a futuro.

"Me acuerdo que llegamos a Zimbabwe en 2016 con problemas de jugadores lesionados y los que éramos los líderes tuvimos que abroquelar fuerzas" rememora Arata, "y a 'Cive' le tocó hacerse cargo de liderar a los forwards. Él era de los más chicos, pero con una presencia y una voz para conducir que ya en ese momento se hacía notar". Y agrega: "ese equipo jugó ese mundial con algunas dificultades, pero nos supimos sobreponer. Y todas esas experiencia pasadas nos suman ahora".

Los dos jugadores, jóvenes, hablan con la seguridad de veteranos que saben dónde están y qué quieren, por ello, ninguno de los dos aparenta la edad que tiene. Es evidente en ambos su madurez, profesionalismo y lo claro que tienen sus objetivos.

Sin embargo, dicen, no se imaginaban hace cuatro años atrás, estar hoy en Japón con la selección mayor.

"Yo siempre tuve como objetivo jugar en Los Teros. Pero disputar un Mundial, y más éste, sabía que era muy difícil porque la competencia para el puesto era muy buena y ardua a la vez. Obviamente, uno trabaja y se esfuerza para eso, para estar" asegura Arata, que ya cuenta con 39 caps sobre sus espaldas. Curiosamente, debutó en el seleccionado mayor con 19 años, aún antes de disputar su segundo mundial juvenil.

"En 2016 mi meta era volver a representar a mi país con el Juvenil. ¿Ver esto materializado hoy de la forma en que se dio? La verdad no me lo imaginaba", expresó Civetta.

Los dos están entusiasmados con luchar por estar entre los 23 ante Fiji. Y saben qué tienen que hacer Los Teros en ese partido "ser prolijos y metódicos en lo que hagamos. Por supuesto, ser contundentes y agresivos con la defensa y aprovechar inteligentemente cada pérdida de pelota que ellos puedan tener", declara Arata.

Civetta agrega: "la mejor forma de que ellos no nos ataquen, es atacándolos primero. Tenemos que tener la pelota y que el partido se juegue como nosotros queremos que se juegue, a nuestro ritmo".

El tercera línea de Old Boys repite el mantra del equipo y que todos tienen tatuado a fuego: shockear al mundo. "Estamos en un grupo muy duro, contra cuatro equipos que van de fuertes a superpotencias. Nosotros vamos a intentar hacer lo nuestro y con eso, buscar shockear al mundo. Eso no implica necesariamente sólo el hecho de ganar, sino hacer lo que tenemos que hacer y que vinimos a hacer".

Jóvenes, muy maduros y centrados, indudablemente creen y van por todo. Y cuando hay un equipo tan joven y tan convencido, todo es posible.

Fuente: rugbyworldcup.com

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?