Irlanda venció a Samoa y sacó boleto a cuartos de final

Irlanda superó a Samoa por 47-5, ahora deberá esperar lo que suceda entre Japón y Escocia para saber si es primero o segundo del Grupo A.

sección deportes

Irlanda sabía que enfrentaba un partido duro y físico, por lo que sería determinante una victoria con punto bonus para asegurar un lugar entre los ocho mejores equipos del torneo. Por eso salió con autoridad y decidido a imponerse físicamente sobre Samoa, en el juego que los isleños mejor dominan.

La presión inicial dio sus frutos rápidamente, con un try luego de un line, del hooker y capitán Rory Best, y otro del pilar Tadhg Furlong, en una jugada con continuidad sobre el sector izquierdo de la cancha. Todo antes de los primeros diez minutos de juego, lo cual dejaba la sensación de que lograría implementar a voluntad su plan de juego.

Cerca de los 20, fue el diez Johnny Sexton el que cerró con un try una buena jugada combinada de los backs. La certeza y efectividad con de su pie dejaba las cosas 21-0.

Pero cuando todo parecía que Irlanda tendría un trámite sencillo, Samoa llegó al descuento y, por si fuera poco, los del Trébol se quedaron con un jugador menos por la expulsión del centro Bundee Aki por un peligroso tackle alto. Sin embargo, la diferencia numérica no tendría incidencia en el trámite del partido y el apertura Sexton logró el try que aseguraba el bonus antes del final del primer tiempo.

A pura convicción

Si la derrota con Japón había minado la moral en el plantel irlandés -que poco antes de la RWC habían alcanzado la cima en el ranking mundial-, el amor propio de los de camiseta verda los impulsó a insistir en la búsqueda del ingoal contrario en el segundo tiempo, pese a jugar con uno menos y a tener garantizado el ansiado bonus.

Sin especular, Irlanda empujó a Manu Samoa y lo obligó a defenderse en su territorio. Los forwards le ganaron la batalla física a los samoanos, que se quedaron sin recursos para lastimar a su rival. En las formaciones fijas, tanto como por el lado abierto de la cancha a través de sus backs, los irlandeses marcaron una superioridad que justificó su triunfo en la noche de Fukuoka.

La búsqueda permanente los premió con tres nuevos tries y el resultado 47-5 para ratificar el objetivo cumplido. Con el triunfo de esta noche, Irlanda extendió a seis victorias sobre siete encuentros disputados entre ambos, el primero de ellos durante una RWC.

El rival para los irlandeses en cuartos de final será Nueva Zelanda, el sábado 19, o con Sudáfrica, el domingo 20, ambos encuentros a disputarse en el en el Tokyo Stadium.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?