Inglaterra te da la receta para ganarle a los All Blacks

Fue claramente el secreto de Inglaterra para evitar caer en los errores que cometieron en los partidos de los últimos años ante los dirigidos por Steve Hansen.

sección deportes

.

/www.rugbyworldcup.com

La clave para que el XV de la Rosa haya podido dominar a los All Blacks, el sábado en la primera semifinal de la RWC 2019, estuvo basada fundamentalmente en la recuperación de la pelota.

En una faceta importante para inclinar la balanza a favor, Inglaterra ganó el duelo con 16 recuperaciones mientras que Nueva Zelanda lo hizo en cinco oportunidades, con de las mismas establecidas en terreno del equipo perdedor. Ocho de los XV jugadores que comenzaron como titulares en el conjunto inglés fueron protagonistas de estos momentos de suma importancia con Maro Itoje, el Jugador del Partido, liderando la tabla con 3.

Estas intervenciones de los dirigidos por Eddie Jones fueron claves ya que le impidió a Nueva Zelanda que pueda acercarse en el tanteador, frenando de esta manera sus peligrosos y amenazantes embates en ataque.

Los All Blacks entraron solamente tres veces en los 22 de Inglaterra en los primeros 70 minutos de juego, en donde en dos de las mismas el portador de la ovalada fue barrido hacia afuera de la línea de touch.

Inglaterra pudo edificar su histórica victoria madrugando a su contrincante y adelantándose rápido en el tanteador, con el objetivo de no caer en la trampa de un rival que suele no perdonar desde el minuto cero. Cuando Nueva Zelanda no traducen su dominio en puntos, son los actuales bicampeones del mundo los que empiezan a construir sus triunfos con pocos ejemplos en los que sus rivales logran darles vuelta el resultado.

Un caso testigo de esto fue el test match en el que el XV de la Rosa enfrentó al conjunto neozelandés en noviembre de 2018. Chris Ashton anotó el primer try a los dos minutos de juego y aumentaron su ventaja con una diferencia de 15 puntos sin recibir tantos en contra durante los primeros '25, y ni siquiera de esta manera lograron asegurarse la victoria.

Los All Blacks lograron ponerse 15-10 abajo entre los últimos dos minutos del primer tiempo y la hora del partido con un resultado final de 16-15 para hombres de negro.

En la semifinal de este sábado, el XV de la Rosa lideró en todo momento el marcador y además dominó las acciones del juego. Es más, la apertura del tanteador llegó con un equipo rival que apenas había tenido la chance de tocar la pelota.

Inglaterra tuvo un line a favor cerca de la mitad de cancha después del kick off inicial, en una formación fija que fue bien trabajada. La defensa neozelandesa erró en la marca del fullback Elliot Daly en la tercera fase inglesa, con Daly asistiendo a Anthony Watson. Este quiebre en la línea defensiva rival los metió por primera vez en los 22 del rival como se puede ver en el video a continuación.

A partir de este avance, el ataque inglés trasladó la pelota hacia la izquierda, poniéndose a 5 metros de la línea de try después de dos fases más realizadas por sus forwards.

De esa plataforma de ataque bien sellada en el ruck, hubo una fase más hasta que Manu Tuilagi levantó la pelota y se zambulló en un ingoal que estaba a centímetros.

Inglaterra impuso un pleno dominio en los primeros 25 minutos, en una fiel fotocopia a lo sucedido hace un año cuando se enfrentaron. Tuvieron siete penetraciones en las 22 de los All Blacks pero no pudieron anotar en todas hasta que Ben Youngs lo hizo justo en la séptima.

La ventaja inicial de 7-0 no reflejó en el resultado del verdadero dominio y la superioridad mostrada por el conjunto inglés.

Nueva Zelanda marcó su primer y único try recién a los 57 minutos, después de un error de Inglaterra en un line a favor, siendo nada más que la segunda chance de ingreso de los de Steve Hansen en las 22 rivales. Más allá de esta situación a partir de un error no forzado del rival, los neozelandeses nunca se mostraron amenazantes quedando lejos de la línea de tries.

Solían ser los All Blacks los que imponían toda su autoridad plantándose en los 22 del rival, pero el XV de la Rosa parece haberle arrebatado esa característica y va en busca de su corona.

Fuente: www.rugbyworldcup.com

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?