Gimnasia y Esgrima, campeón de locales

El Lobo del parque logró la clasificación al Reducido y peleará por el segundo ascenso a la Superliga gracias a la gran campaña que hizo, principalmente, jugando como local, condición en la que se destacó por encima de todos. Acá, el repaso de los números de Gimnasia en su regreso a la B Nacional.

Avatar del Lucas Burgoa

Lucas Burgoa

En condición de local, Gimnasia fue el mejor de todos.

ALF PONCE/MDZ

Gimnasia y Esgrima abrochó este sábado la clasificación al Reducido que pondrá en juego el segundo ascenso a la Superliga y de esta manera concretó todos los objetivos que se propuso en su regreso a la B Nacional. Luego de conseguir el ascenso, el Lobo inició el campeonato pensando en la permanencia, ya que en su primer paso por la divisional apenas duró un año, y su buena campaña le permitió no sólo asegurarse un año más en la categoría sino también soñar con algo más, lo que alcanzó en la última fecha.

Y la buena campaña del Mensana se sustentó, principalmente, en su gran desempeño jugando como local. De hecho, el Lobo fue el mejor de todos en dicha condición y termina el torneo como el “campeón de los locales”.

Al repasar los números de la B Nacional, pareciera que el equipo de José María Bianco jugó dos torneos distintos. Uno en Mendoza, donde fue "campeón", y otro fuera de casa, que finalizó en el fondo de la tabla.

Jugando en el Víctor Legrotaglie, Gimnasia y Esgrima obtuvo 28 puntos y fue el que más victorias logró: ganó nueve, empató uno y perdió dos, anotando 19 goles y recibiendo 13. La efectividad en casa fue del 77,77% superando incluso las campañas de Arsenal, Sarmiento y Nueva Chicago, los tres equipos que llegaron a la última fecha con chances de gritar campeón y quedarse con el primer ascenso a la Superliga.

Además Patricio Cucchi, quien termina como máximo goleador del campeonato junto a Pablo Vegetti de Instituto, ambos con 15 goles, anotó el 80% de sus goles jugando en casa. Doce veces el Pato infló las redes de su estadio, mientras que afuera apenas pudo marcar tres tantos, uno a Quilmes y dos a Gimnasia de Jujuy.

La gran deuda del Lobo estuvo afuera de Mendoza, donde apenas cosechó 9 puntos, el 25% de los disputados. De los 12 encuentros jugados como visitante, ganó uno solo (frente a Gimnasia de Jujuy), empató seis y perdió cinco. En cuanto a los goles, marcó 9 y recibió exactamente el doble. Sólo Atlético de Rafaela, Guillermo Brown y Olimpo, descendido, fueron peores que Gimnasia y Esgrima jugando afuera de su estadio. Aunque los objetivos se lograron, queda la sensación de que podría haber aspirado a más. Pero eso ya es historia.

Ahora se viene el Reducido, con cruces a todo o nada en partidos de ida y vuelta. Si mantiene su efectividad en el Legrotaglie, donde jugará su primer partido, y ajusta algunos detalles cuando le toque salir, el pueblo Blanquinegro tendrá con qué ilusionarse.

El rival del Lobo en los cuartos de final del Reducido se definirá esta tarde cuando finalice el torneo. De todas maneras, ya se sabe que en esta primera instancia definirá la serie como visitante. En caso de clasificar a semifinales, todo dependerá de cómo quede la tabla de posiciones final.

Así se disputará el Reducido

Los ocho equipos mejor ubicados detrás del campeón en la tabla de posiciones se ordenarán del 1º al 8º y en cuartos de final se enfrentarán de la siguiente manera: 1º vs 8º, 2º vs 7º, 3º vs 6º y 4º vs 5º. Los cuatro ganadores volverán a ordenarse según los puntos obtenidos en el campeonato y en semifinales se cruzarán 1º vs 4º y 2º vs 3º.

Cuartos de final y semifinales se jugarán de la misma manera: a doble partido, actuando como local en el segundo encuentro el equipo mejor ubicado en la tabla final de posiciones. Si finalizada la serie todo termina empatado, se clasificará a semis el mejor posicionado en la tabla.

La final también será a doble partido y se definirá en el estadio del mejor ubicdo en la tabla final, pero en caso de empate habrá definición por penales.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?