Gimnasia, entre la bronca y la expectativa

Gimnasia, entre la bronca y la expectativa

El Lobo culminó la jornada del debut en la Primera Nacional con sensaciones encontradas. Por un lado la falta de gol y el empate dejó un sinsabor, pero el potencial del equipo, la idea del entrenador y los refuerzos generan entusiasmo en el plantel Blanquinegro.

Fue un punto de partida. Si bien el manual del ascenso indica que de local se debe ganar, el empate ante Defensores de Belgrano no puede ser despreciado teniendo en cuenta varios aspectos. Por un lado hay que reconocer que el Lobo todavía se está moldeando y que aún hay refuerzos que no están a disposición, por lo que se espera que cuando estos se sumen le cambien la cara al ataque. Además el duelo de ayer estuvo parejo en el sentido de que cada equipo dominó un tiempo.

No obstante algunos jugadores admitieron quedarse con bronca porque consideraron que hicieron todo lo posible para quedarse con el triunfo, aunque confesaron que el tiro del final fue lo que le faltó al equipo. Luego de la igualdad 0 a 0, los futbolistas verbalizaron su análisis:

Hay bronca porque nos faltó el gol. Por momentos hicimos las cosas muy bien y manejamos la pelota como quisimos nosotros. En el primero nos metieron en nuestra área y no podíamos salir”, comentó Leandro Aguirre.

Por su parte Diego Mondino rescató la tarea defensiva y destacó la figura de Renzo Vera: “Él aporta muchísimo por la jerarquía que tiene y al ser un grupo joven él está atento a todo y nos acomoda. Los cuatro del fondo estamos bien y esperamos seguir manteniendo la solidez y el arco en cero”.

“Siempre es rescatable no recibir goles porque las situaciones arriba va a llegar en algún momento. Pero estamos tranquilos porque todavía estamos en formación y hay muchos chicos que llegaron hace poco y se tienen que acoplar”, culminó el defensor.

En tanto el arquero Tomás Marchiori dijo sobre el partido: “Lo ideal era ganar, pero fue un partido trabado y feo, pero consideramos que a la larga nos va a servir este punto”.

Después el portero analizó: “En el primer tiempo se nos complicó con los pelotazos que nos tiraron. En el segundo pudimos tener más la pelota y ser más verticales. Pudimos entender el juego de ellos y fuimos protagonistas”.

Por último Santiago López valoró: “Nos quedó un gusto a poco porque podríamos haber ganado pero para ser el primer partido siempre es importante no perder”.

Luego el volante contó la idea que transmite Diego Pozo en el vestuario: “La idea era ser agresivos y mover rápido la pelota para los costados, también tratar de ganar la segunda pelota, pero en el primer tiempo se nos complicó. El equipo intenta jugar en todo momento pero por ahí la categoría y el rival no lo permiten. Este es un torneo muy friccionado y por eso se complica”.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?