Gales llegó lejos y cerró una fructífera etapa

Liderados por el inspiracional Alun Wyn Jones, recorrieron un largo camino en el reinado de 12 años del entrenador, pero luego de encabezar el grupo y superar a Francia, las lesiones le costaron caras en la RWC.

sección deportes

.

/www.rugbyworldcup.com

Gales se había mostrado confiado en finalizar el reinado de Warren Gatland como entrenador, regalándole un triunfo contra el campeón mundial vigente, Nueva Zelanda.

Tenían todo el derecho a soñar. Este año llegaron al primer puesto del ranking mundial por primera vez en su historia, con una racha favorable de 14 partidos, que incluyó el tercer Grand Slam, en un período de 12 años en su cargo.

En última instancia haber quedado cuartos en la Rugby World Cup 2019 podría ser visto como lo mínimo que ellos hubieran esperado. Pero Gales se encuentra ahora en una mejor posición en la que estaba cuando Gatland llegó al equipo.

"Espero que continúen construyendo sobre lo que hemos logrado en los últimos 12 años", afirmó el entrenador. "Me rompería el corazón si Gales volviera a la depresión", confesó.

Las esperanzas de Gales fueron sacudidas incluso antes de que comenzara la competencia cuando el entrenador de ataque Rob Howley se vio obligado a regresar a casa para enfrentar una investigación de World Rugby sobre una presunta violación a las reglas. Fue reemplazado por Stephen Jones, que formará parte de la nueva etapa.

Los galeses encabezaron el Grupo D con un récord perfecto que incluyó victorias ante Australia y Fiji, antes de un excelente encuentro en el que dieron vuelta el partido ante Francia por cuartos de final.

Luego, las lesiones, que los habían dejado sin varios jugadores clave antes de que el equipo partiera desde Gales, comenzaron a afectar a Liam Williams, la estrella de los Saracens que había estado apuntando a su propio Grand Slam, sufriendo una lesión en el tobillo.

Los problemas finalmente hicieron mella en la semifinal, donde Sudáfrica se impuso a Gales. Pero fue un encuentro nuevamente parejo, y los Springboks necesitaron una penal sobre el final para ganar 19-16.

La final de bronce contra los All Blacks fue un partido en el que quedaron lejos y el equipo se preguntará qué podría haber pasado bajo otras condiciones.

El entrenador

Warren Gatland puede, como el dijo, regresar a Nueva Zelanda después de haberle devuelto la sonrisa al rugby galés. Se hizo cargo de un equipo que estaba en su peor momento de la historia en 2007, cuando Gales había quedado afuera de la Copa del Mundo en la fase de grupos tras haber sido derrotado por Fiji, cayendo al décimo lugar en el mundo. Pero llevó a Gales a tres Grand Slams en el Seis Naciones, brevemente al número 1 del mundo por primera vez, dos semifinales de la RWC y un cuarto de final en sus tres torneos.

Jugador del torneo

El rápido ascenso del wing Josh Adams a la categoría de jugador de clase mundial se consolidó. Sus siete tries son récord para un jugador de Gales en el torneo. Adams tuvo que mudarse a Inglaterra para conseguir regularidad con el equipo de Worcester y había sido ignorado por el sistema galés hasta que Gatland lo hizo debutar el año pasado.

Momento memorable fuera de la cancha

Todavía cuesta creer, pero alrededor de 15,000 personas se estuvieron en el estadio Kitakyushu para ver un entrenamiento de Gales en su concentración en Japón. Los fans, que habían hecho cola durante horas al sol, cantaron el himno nacional galés y el himno de rugby de ese país, Calon Lan, cuando los jugadores se marchaban. Un día asombroso.

Momento memorable en la cancha

La intercepción del medio scrum Gareth Davies y su sprint de 60 metros para marcar un try vital en la victoria 29-25 por el Grupo D, ante Australia en el Tokyo Stadium, que les permitió encabezar el grupo.

¿Qué es lo próximo?

Gatland se hará cargo de los Chiefs en Nueva Zelanda, el entrenador de forwards Robin McBryde se muda a Munster mientras Shaun Edwards, el entrenador de defensa, está lista para realizar un rol similar con Francia. El entrenador de ataque Rob Howley también está partiendo.

Wayne Pivac sucederá a su compañero Kiwi como entrenador con su primer partido el 30 de noviembre en Cardiff contra los Barbarians, que serán dirigidos por Gatland. Jones, el segundo de Pivac en los Scarlets, estará junto a él como entrenador de ataque habiendose sumado en forma temprana a Gales. That experience could prove vital in the transition period.

Declaraciones del torneo

"Cuando felicité a James y le dije bien hecho, su respuesta fue: ‘Finalmente has visto la luz, ¿verdad?’". Dijo que solo estaba bromeando. Me encantó. Pensé que era brillante, una gran respuesta. Me encantan las bromas y no tengo ningún problema con comentarios como ese”, explicó Gatland sobre la respuesta de James Davies después de haber sido elegido para su debut en RWC contra Fiji.

"Es seguro decir que es la mayor cantidad de gente que me vio entrenar. O ver uno de los juegos de mi club", dijo el pilar Rhys Carre, el jugador más joven en el equipo en su primera Copa Mundial, cuando una multitud fue a ver el entrenamiento de Gales en Kitakyushu

Resultados

Venció a Georgia 43-14 en Toyota

Venció a Australia 29-25 en Tokyo

Venció a Fiji 29-17 en Oita

Venció a Uruguay 35-13 en Kumamoto

Venció a Francia 20-19 en Oita

Perdió con Sudáfrica 19-16 en Yokohama

Perdió con Nueva Zelanda 40-17 en Tokyo

Gales en números

7 – Número de tries marcados por el wing Josh Adams, quebrando el récord anterior de Gales de seis de Shane Williams en 2007.

134 - Récord de caps de Gales ahora en manos del capitán Alun Wyn Jones. Con nueve presencias en los British & Irish Lions, su cuenta de 143 lo coloca en segundo lugar en la lista de todos los tiempos detrás de Richie McCaw de Nueva Zelanda (148).

12 - Gales produjo su mejor levantada en un partido de Copa del Mundo. Perdían con Francia 12-0 después de solo nueve minutos de juego en los cuartos de final, pero se recuperaron para ganar 20-19 con un try convertido sobre el final.

1.6 m - Ganancia de terreno promedio de Gales en la semifinal contra Sudáfrica (182 m de 114 pelotas cargadas), la cifra más baja registrada por un equipo en un partido de la Copa Mundial de Rugby.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?