Boca ganó con lo justo y será rival de Tigre en la final

El Xeneize tuvo un duro partido que sacó adelante con mucho trabajo. Le ganó a Argentinos Juniors por 1 a 0 y el próximo domingo definirá la Copa de la Superliga ante la sensación del certamen. Lisandro López fue el autor del gol. Ambos terminaron con diez jugadores. 

sección deportes

Boca ganó y es finalista

Boca Juniors, a caballo de la pobreza futbolística que viene arrastrando en los últimos tiempos muy a contrapelo de los resultados que va logrando, se clasificó esta noche para enfrentar a Tigre en la final de la primera Copa de la Superliga, al vencer por 1 a 0 a un Argentinos Juniors que le jugó de igual a igual en la Bombonera, pese al desgaste sufrido el jueves en la victoria conseguida sobre Deportes Tolima, por la Copa Sudamericana.

En la semana Carlos Tevez y Gustavo Alfaro habían reclamado falta de juego y se comprometieron a encontrarlo, pero la promesa no se cumplió y el único que intentó hacerlo y por momentos lo logró fue su rival. Y si Argentinos no se llevó más fue por el error defensivo que posibilitó el tanto de cabeza de Lisandro López cuando se había quedado con 10 hombres por la expulsión de Matías Romero por doble tarjeta amarilla.

Que el gol de Boca lo haya convertido un zaguero central cuando había cuatro delanteros en cancha (Carlos Tevez, Darío Benedetto, Mauro Zárate y Christian Pavón) marca este presente paupérrimo de Boca, que volvió a anotar después de tres partidos.

Pero no solamente la ausencia de efectividad es una de las carencias de Boca, sino que a ello le suma un medio campo donde el único que sobresale, y un poco nada más, es Nahitan Nández (fue amonestado y no jugará la final) , aunque se sabe que lo suyo dista mucho de cualquier rasgo de juego.

Pese a todo esto, y a que fue menos con Vélez en cuartos de final y hoy, 10 contra 10 (fue expulsado Iván Marcone por roja directa), después del tanto "xeneize" (en realidad por 20 minutos estuvieron 10 contra 11), volvió a ser inferior a su rival, Boca llegó a la final de la Copa de la Superliga.

Y en esa instancia ahora se las verá con Tigre, la "cenicienta" de esta primera edición, el equipo descendido que puede ganar un campeonato de primera división, por esas incongruencias reglamentarias que tiene el fútbol argentino.

Eso se definirá el próximo domingo en el estadio Mario Kempes, de Córdoba, donde se enfrentará un equipo que juega muy bien como el dirigido por Néstor Gorosito, con otro que lo hace mal, como el de Alfaro. David y Goliath. Pero si Boca sigue así, paradójica y contradictoriamente, el primer domingo de junio puede sumar otro título a su riquísima historia.

Para Tigre, más allá de sumar su primera estrella en la máxima categoría, está el premio extra de clasificarse para jugar la Libertadores 2020 directamente desde la fase de grupos, algo que los "xeneizes" ya tienen asegurado. Y el de Victoria sería, además, el primero en hacerlo militando en el ascenso.

Para ese encuentro Boca no podrá contar con el expulsado Marcone y el mencionado Nández. Tigre intentará recuperar a Walter Montillo. Si no lo logra, a uno le va a faltar marca, y al otro juego. Lo que si van a tener ambos es la gran ilusión por jugar una final y ganarla.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?