En el Madison, Golovkin recuperó el título mediano de la FIB

El boxeador kazajo sufrió, pero los jueces lo vieron ganador por unanimidad ante el ucraniano Derevyanchenko. Sigue buscando su tercer desafío con el mexicano Canelo Álvarez.

seccion deportes

Golovkin

La noche neoyorquina regaló un combate con sangre, incertidumbre y un campeón que quiere más. Después de sufrir en varios tramos de la pelea en el Madison Square Garden, Gennady Golovkin le ganó por decisión unánime al ucraniano Sergiy Derevyanchenko y recuperó el título de los medianos de la Federación Internacional de Boxeo (FIB). Ahora, buscará concretar su tercera oportunidad ante el mexicano Saúl "Canelo" Álvarez.

Golovkin, de 37 años, pareció encaminar la pelea hacia un desenlace rápido, al derribar a su rival en el primer round. Sin embargo, el ucraniano se levantó, emparejó el trámite y llenó de preocupación al kazajo, que recién encontró respiro con las tarjetas.

Tras doce rounds espectaculares, los jueces lo vieron ganador de manera unánime, por 114-113, 115-112 y 115-112. Así, se quedó con el cinturón de la FIB, vacante desde el 1 de agosto pasado, cuando la entidad se lo retiró a "Canelo" ante la indefinición de una pelea de defensa.

A pesar de haber tocado la lona en el asalto inicial y de sufrir un corte en la ceja derecha, Derevyanchenko, de 33 años, sacó coraje y le hizo frente al supercampeón kazajo. Si en el tercer round hubo paridad, en los siguientes dominó el púgil de Feodosia.

Golovkin debió soportar los repetidos intentos de su adversario. Y cuando no pudo detenerlos, lo sintió. Los golpes dejaron rastros en su pómulo izquierdo en el sexto round, pero él también llegaba con fuerza a la cara de Derevyanchenko, mucho más movedizo. El séptimo terminó con un espectacular intercambio de golpes. Ya era un combate a puro desgaste.

La intensidad no cedió en el último tramo. Golovkin marcó el ritmo de la novena vuelta con un uppercut en el inicio y un derechazo en la segunda parte. Pero el décimo fue de Derevyanchenko, que sometió durante casi un minuto -sin respiro- al kazajo. El rostro del ucraniano estaba bañado en sangre; Golovkin lucía desorientado y lastimado en ambos pómulos.

La campana de finalización del 12° round fue un alivio, antes de la lectura de las tarjetas.

Tras el fallo de los jueces, Golovkin se quedó con el título de los medianos de la FIB, que se encontraba vacante.

En agosto pasado, la entidad se lo retiró a Saúl "Canelo" Álvarez luego de que el mexicano no concertara a tiempo una pelea con Derevyanchenko, elegido como su retador por la Federación.

Mientras tanto, Golovkin espera su tercera oportunidad ante "Canelo", una de las rivalidades más atrapantes del boxeo.

La primera vez que se vieron las caras, con la unificación de los cinturones medianos de la AMB, CMB, OIB, FIB y The Ring como objetivo, la pelea terminó en empate, en septiembre de 2017.

Luego de ese desenlace polémico, y ante el atractivo despertado entre los seguidores del boxeo, se arregló un segundo capítulo. Tuvo lugar un año más tarde, en septiembre de 2018, y culminó con una victoria para el mexicano por decisión dividida (dos tarjetas lo vieron vencedor por 115-113 y la restante fue empate en 114).

Después de que lo despojaran del cinturón, decidió subir dos categorías para desafiar al ruso Sergey Ovalev, campeón mediopesado de la Organización Mundial del Boxeo (OMB). Ese combate será el 9 de noviembre.

Después, el mexicano podría bajar a los supermedianos o regresar a los medianos, categoría en la que se podría dar el reencuentro con Golovkin, lo que el ambiente del boxeo -y sobre todo el propio kazajo- están esperando.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?