El uno x uno del Tomba ante el Santo

Con algunas certezas y algunas dudas, Godoy Cruz pudo obtener un triunfo muy necesario ante el Ciruja tucumano. Lo mejor fue el Morro, autor de un doblete, mientras que la defensa fue lo que más incertidumbre generó.

sección deportes

Lo necesitaba como agua en el desierto. Godoy Cruz estaba urgido de un triunfo para cortar la mala racha y poder centrarse nuevamente en la Súperliga. Y finalmente ante San Martín de Tucumán, el Tomba logró ponerle punto final a la malaria con el 3 a 2 en el Malvinas Argentinas.

Era claro que un resultado positivo era lo que más adeudaba el elenco de Marcelo Gómez, sin embargo futbolísticamente no fue un paso adelante, teniendo en cuenta lo que hizo contra Boca. El DT también apreció eso y así lo hizo notar en su conferencia de prensa. Es que le costó mucho a Godoy Cruz aguantar el resultado ante el Ciruja y nunca pudo afianzarse aún cuando iba arriba en el marcador.

Apuntando a lo futbolístico, lo más destacable fue la sociedad García-Lucero. En el primer tiempo ambos se entendieron muy bien y se asistieron uno a otro antes de los penales que cambió por gol el Morro. Después la falta de ritmo de Lucero y también la baja en el rendimiento general del equipo hizo que esa dupla no siguiera marcando diferencias. Otro punto alto fue el que entregó Hernán Bernardello, porque con pocos días de trabajo se adueñó del mediocampo e hizo de todo, con una gran presencia y oficio.

La contracara fue la faz defensiva. Cuando el Tomba no lograba cortar en la mitad, a la última línea se le complicaba bastante detener los avances, tanto por el centro como por los costados. Hubo algunas desatenciones entre los tres centrales y hasta con el arquero Roberto Ramírez, que no termina de convencer en sus salidas.

Más allá de estos defectos, el Tomba se pudo quedar con un triunfo que le permitirá con mayor tranquilidad corregir errores de cara a lo que viene. A continuación el uno por uno:

Roberto Ramírez (5): No tuvo grandes intervenciones pero sí estuvo seguro en algunas. No estuvo firme en algunas salidas y podría haberse anticipado al remate de Gómez en el 2 a 2 de la visita.

Agustín Verdugo (5): Algunas fallas a la hora de defender, sobretodo cuando lo encaraba Rodrigo Gómez. En ataque no aportó tanto.

Nahuel Arena (5): Otra vez no estuvo en un buen nivel, alternando buenas y malas. Le falta acoplarse al equipo.

Diego Viera (5): De menor a mayor. El paraguayo mejoró un poco en el complemento pero tampoco mostró un buen trabajo, teniendo en cuenta lo que suele entregar.

Agustín Heredia (5): Para ser el debut del ex Boca estuvo aprobado. Bien por el aire pero por anajo no estuvo seguro.

Fabrizio Angileri (4): Fue un mal partido para el Turco. No subió al ataque y pegó mucho al verse desbordado en la marca. Fue amonestado y no jugará contra Racing.

Ángel González (6): Se mostró como una opción de pase siempre y puso entusiasmo, aunque no supo resolver algunas jugadas que requerían un pase.

Hernán Bernardello (7): Aportó quite, entrega y despliegue por todo el mediocampo. Tuvo la presencia y el porte que necesitaba el Tomba en la mitad de cancha. Más que aprobado para llevar una semana en el equipo.

Kevin Gutiérrez (5) No estuvo a la altura como contra Boca, pero al menos sumó minutos y pudo hacer circular la pelota en el primer tiempo.

Juan Lucero (7): Otro aprobado en su debut. Desde el comienzo se mostró como el socio ideal del Morro García. Le hicieron un penal y asistió al uruguayo antes del segundo penal.

Santiago García (8): Volvió a parecerse a aquel que enamoró al hincha. Asistió, aguantó, generó faltas y convirtió por dos. Se entendió muy bien con Lucero.

Miguel Merentiel (7): Fue un auspicioso debut para el uruguayo. Reemplazó a Lucero y casi en la primera que tocó la mandó a guardar. Generó buenas expectativas.

Juan Andrada (5): Entró para equilibrar la mitad de cancha.

Facundo Barboza (5): También ingresó para fortaleces la zona media.

Temas