Cuando Maradona fue el "6" de la Selección

Cuando Maradona fue el "6" de la Selección

Suele suceder en el fútbol que ciertos jugadores quedan plenamente identificados con una camiseta en particular, pero ninguno tan asociado a la “10” de la Selección Argentina como Diego Armando Maradona

Suele suceder en el fútbol que ciertos jugadores quedan plenamente identificados con una camiseta en particular, pero ninguno tan asociado a la “10” de la Selección Argentina como Diego Armando Maradona.

Sin embargo, hace exactamente 40 años, el ex capitán vistió de manera oficial una insólita casaca “6”.

Ocurrió el 2 de agosto de 1979 en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, en un partido de la Copa América de aquel año. Maradona, quien acarreaba todavía la frustración de haber sido marginado del Mundial '78 por César Luis Menotti, se preparaba entonces para jugar el Mundial Sub 20 de Japón, que comenzaba el 25 de ese mismo agosto.

El entrenador había decidido no incluirlo en todos los encuentros de la Copa América para evitar desgastarlo, pero un fallido debut ante Bolivia (1-2) en la altura de La Paz modificó sus planes y lo obligó a recurrir a la magia del joven de Argentinos Juniors para el choque ante Brasil.

Sin embargo, la “10” de la Selección ya había sido utilizada por el lateral de Vélez Juan Carlos Bujedo, quien firmó la planilla oficial ante los bolivianos con ese número, pese a que finalmente quedó afuera del partido por una descompensación. Su lugar lo ocupó el defensor de Boca Miguel Ángel Bordón.

“Firmé la planilla como titular, pero me descompuse a punto de salir a la cancha, caí al suelo por los efectos de la altura de La Paz y me quedé afuera”, recordó a Télam Bujedo, quien mantuvo la “10” en su poder durante toda la Copa América.

A Maradona no le quedó otra opción que aceptar una inusual camiseta número “6” contra los brasileños. Pese a todo, Diego fue figura y hasta asistió a Hugo Coscia en el único gol argentino, que no sirvió para zafar de otra derrota por 2-1 en el certamen.

Seis días más tarde, Maradona volvió a ser el “6” de la Selección. En el estadio José Amalfitani, de Liniers, el equipo conducido por Menotti goleó a Bolivia (3-0) y Diego anotó el tercer gol, luego de una excelente maniobra individual, dejando abierta la chance de conseguir el pase a las semifinales.

Pero Argentina no pudo con Brasil en el estadio Monumental (2-2) y quedó afuera de una extraña Copa América, cuya competencia se extendió por cinco meses, sin una sede fija y que coronó a Paraguay por diferencia de gol sobre Chile, luego de que disputaran tres partidos finales.

A miles de kilómetros de la cancha de River, en la ciudad de Los Ángeles, Maradona se enteró de la eliminación argentina. Estaba por jugar un amistoso ante México, como preparación para el Mundial Juvenil de Japón, próximo a iniciarse.

El Sub 20 ganó aquel encuentro por 2-1 y Diego marcó un golazo de tiro libre, por encima de la barrera. En su espalda, entre bastones celestes y blancos, lucía el número “10”, una camiseta que ya no abandonaría jamás por el resto de su brillante carrera.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?