Argentina es semifinalista y Brasil será el próximo rival

El equipo de Scaloni derrotó por 2 a 0 a Venezuela y se metió entre los cuatro mejores de la Copa América. Lautaro Martínez y Giovani Lo Celso anotaron los tantos nacionales. El martes, a las 21.30, se jugará el clásico sudamericano.

Avatar del Ariel Fernandez

Ariel Fernandez

Lautaro Martínez abrió la cuenta en el Maracaná.

TÉLAM

La Selección argentina derrotó 2 a 0 a Venezuela en Río de Janeiro y se metió entre los cuatro mejores equipos de esta Copa América. Con goles de Lautaro y Lo Celso, los de Scaloni superaron la instancia de cuartos de final y ahora el rival de turno es nada menos que el Brasil de Tite.

Todo lo planificado por Rafael Dudamel desde el arranque empezaba a quedar trunco con los primeros buenos movimientos del conjunto argentino. Decidido, el equipo nacional se plantó en terreno adverso, como se esperaba, desde el primer minuto y no tardó en llegar la primera clara: el Kun Agüero, con un ángulo complicado, remató y el arquero la mandó al córner sobre su palo izquierdo.

Pero a los 9 minutos a Lautaro, el mejor jugador argentino, le quedó bollando una pelota tras un disparo del Kun y el ex Racing, con un recurso extraordinario y de taco, dejó sin chances a Fariñez para el 1 a 0.

Fue todo del equipo argentino en la primera mitad. Concentrado en la última línea y dañando por los laterales con De Paul y Acuña. Junto a Paredes, de buen partido, neutralizaban el triángulo propuesto por Dudamel con Herrera, Moreno y Rincón en la mitad de la cancha. De Messi poco y nada, como si Leo buscara continuamente su gol. Estuvo impreciso el capitán.

El primer cuarto de hora del complemento marcó el peor segmento del partido para el equipo de Lionel Scaloni. Adentro Di María por Lautaro y Lo Celso por Acuña, tratando de encontrar mayor equilibrio y salida rápida con el resultado positivo.

Pero llegaría la jugada más clara de la Vinotinto: un descuido por el sector derecho dejó solo a Hernández que remató violento y Armani tapó de forma magistral lo que era el empate.

El Fideo ingresó muy bien en el partido y la presión alta del jugador del PSG derivó en el robo y posterior disparo del Kun Agüero para que Lo Celso encontrara el rebote de Fariñez y pudiera capitalizar el 2 a 0 definitivo.

Argentina mostró su mejor cara en el Mracaná, justamente antes del choque ante Brasil por las semifinales en el Mineirao el próximo martes.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?