Argentina empató y quedó al borde del abismo

El equipo de Scaloni jugó un partidos con altibajos. Tuvo momentos de buen juego y en otros sufrió el partido. Lo rescatable es que no se perdió pero deberá ganarle a Qatar para meterse en cuartos. Armani atajó un penal clave. Fue igualdad en uno. 

Avatar del Ariel Fernandez

Ariel Fernandez

Messi la lleva y tres lo rodean. Argentina no pudo con Paraguay

Olé

La Selección argentina igualó 1 a 1 ante Paraguay en el estadio Mineirao y deberá vencer a Qatar en Porto Alegre, por la última fecha del Grupo B, para acceder a los cuartos de final de la Copa América de Brasil.

Argentina terminó siendo más de lo mismo. Cambió los intérpretes, pero no su juego. Por momentos, en los primeros minutos, con la sociedad entre Lo Celso y Paredes parecía un equipo interesante, aunque siempre improductivo. El conjunto de Lionel Scaloni no pateó una sola vez al arco en los primeros 45 minutos ante un equipo que está en el puesto 36 del ranking mundial de la FIFA, que no participó de la última Copa del Mundo y que presenta un proceso de recambio que le está costando caro.

Derlis González con una escapada por derecha comenzaba a inquietar a Armani. Para el meridiano de la primera mitad, Argentina ya había perdido la pelota y por momentos el "ole, ole", bajaba de las tribunas en Belo Horizonte.

Miguel Almirón, ex Lanús, armó una corrida por izquierda fenomenal en la que dejó a Casco por el camino, centró hacia atrás y Richard Sánchez llegó para empujarla sobre el palo izquierdo del arquero argentino. Desconcierto total en el banco albiceleste y llegaba el descanso

Scaloni mandó a la cancha al Kun Agüero por Roberto Pereyra y el cambio terminó siendo fructífero. Entre el delantero del City, Lautaro y Messi congeniaron para que se gestara la mejor jugada del equipo argentino en el partido, que terminaría con una mano en el área y a instancias del VAR, el árbitro brasileño Sampaio determinaría penal para Argentina, que Messi transformaría en gol con un remate potente.

Con el ímpetu del empate daba la sensación que el conjunto nacional superaría a Paraguay, aunque una desinteligencia del fondo argentino decretaría una falta inoportuna de Otamendi, de flojo rendimiento, ante González para darle al conjunto Guaraní la chance de desnivelar desde los 12 pasos. Esta vez, Armani se pondría en "modo River" para arrojarse sobre su palo izquierdo y ahogarle el grito de gol justamente a Derlis González.

Argentina no pudo superar una nueva prueba y el balance sigue siendo negativo, con ciertos riesgos de no clasificarse a los cuartos de final pero con la esperanza de repetir algo de lo bueno que hizo en el complemento, superar el último escollo y meterse definitivamente en la pelea importante del certamen.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?