"Convertir un título en algo previsible es una gran victoria"

Ernesto Valverde, entrenador del Barcelona, entiende que quizá no se está valorando en su justa medida La Liga que está a punto de conseguir su equipo, con varias fechas de antelación, ya que "cuando ganas a última hora parece que es una alegría superior".

sección deportes

Ernesto valverde, DT del Barça.

El entrenador del FC Barcelona, Ernesto Valverde, ha señalado que "cuando ganas la Liga a última hora parece que es una alegría superior" y que quizá no se está valorando en su justa medida el trofeo que está cerca de conseguir su equipo, en el sentido de que "convertir un título en algo previsible es una gran victoria" y lamentando que "la gente lo ve desde fuera y se piensa que todo es sencillo".

"Cuando estás peleando la Liga hasta última hora o la ganas sorpresivamente parece que es una alegría superior, mientras que cuando llegas al final y le sacas 12 puntos al segundo y 16 al tercero y vas con margen desde hace meses es lo previsible. Es una gran victoria convertir un título en algo que sea previsible. El año pasado la ganamos con mucha ventaja y este año estamos otra vez en esa disposición, pero no es lo habitual, lo habitual es que la pelea con los rivales dure hasta el final", destacó Valverde en rueda de prensa.

"Aquí nos ponemos estupendos a ver cuándo ganamos la Liga. Cuanto antes, claro, si se puede...", añadió el técnico, lamentando que "la gente lo ve desde fuera y se piensa que todo es sencillo". "Qué va", aclaró, anticipando que "es posible que haya algún cambio" en la alineación ante el Alavés porque es "un partido muy seguido del anterior" ante la Real Sociedad.

Preguntado por la nota que le pone al equipo a estas alturas de temporada, contestó que "ya se verá". "Tenemos la posibilidad de ganar tres títulos, pero también podemos no ganar ninguno. Estamos en esa fase final en la que cada partido es definitivo. Vamos a esperar al final para ver cómo terminamos", pidió.

El 'Txingurri' dijo ver "bien" a su equipo en el plano físico y que, aunque "es normal que a estas altura del campeonato los equipos acusen un poco el paso del tiempo", las sensaciones son buenas y "tener retos por delante eso elimina cualquier atisbo de cansancio". "El problema es quedarse sin objetivos porque todo se hace más pesado, pero cuando tienes objetivos las piernas siempre están mucho más frescas", analizó, antes de analizar nombres propios de su plantilla.

Sobre Ousmane Dembélé, explicó que "el otro día ya hizo su segundo partido de Liga y la idea es que vaya cogiendo la forma". "Es un jugador que nos aporta velocidad y sabemos que si los contrarios lanzan la presión alta siempre tenemos una salida con él jugando al espacio y su habilidad en el uno contra uno", puntualizó.

En cuanto a la buena progresión del francés y de Arturo Vidal a lo largo de la temporada, Valverde se quito méritos contestando que "la responsabilidad siempre es del jugador y del trabajo que hace". "Lo que hacemos los entrenadores es ponerlos o no, facilitarles que puedan aportar cosas al equipo, pero al final son ellos los que juegan. El talento que tienen es una cosa que llevan dentro y el mérito es suyo, lógicamente", aclaró.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?