Burián, el Pulga y un abrazo bañado en lágrimas que lo dice todo

El uruguayo Leonardo Burián y el tucumano Luis Rodríguez fueron claves para el triunfo de Colón por penales ante Atlético Mineiro. Finalizado el partido se fundieron en un significativo abrazo. La historia detrás del emotivo momento que vivieron en Brasil.

sección deportes

Burián y Rodríguez descargaron su angustia.

Colón hizo historia al meterse en la final de la Copa Sudamericana y los grandes héroes de la noche fueron Leonardo Burián y Luis Miguel Rodríguez, agigantando su figura en los penales.

El Sabalero cayó 2-1 en el Mineirao, con un gol de penal del Pulga, pero el resultado global forzó a la definición por los tiros desde los doce pasos. Cuando todo parecía oscuro, apareció Burián para quedarse con los dos últimos remates de los brasileños.

En el medio de los dos penales, el atacante tucumano de 34 años convirtió el quinto penal de Colón con una tranquilidad a la cual está acostumbrado, pero sigue impresionando.

Tras la volada del arquero y el pase a la final de Asunción, Burián y el Pulga se fundieron un largo abrazo que emocionó a más de uno, y es que ambos jugadores perdieron un familiar cercano en los últimos días.

El pasado 6 de agosto, Burián perdió a su hermano, producto de gravísimas heridas tras un accidente automovilístico. Un mes y medio después, el 15 de septiembre, murió el padre del Pulga tras combatir contra una larga enfermedad.

Con la dolorosa situación personal, ambos futbolistas brillaron en Brasil y quieren hacer historia en Asunción. La Copa Sudamericana 2019 está al alcance de la mano.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?