Bolívar gritó campeón por octava vez y es el más ganador de la historia

Bolívar venció por 3 a 2 a Obras de San Juan en el último juego de la serie final y se consagró campeón de la Liga de Voleibol Argentina por octava vez en su historia.

sección deportes

Bolívar se consagró en su cancha.

BOLÍVAR VÓLEY

Bolívar le ganó por 3 a 2 como local a Obras de San Juan en el quinto y decisivo partido de la serie final y se consagró anoche campeón de la Liga del Vóleibol Argentino (LVA) por octava vez, por lo que se convirtió en el más ganador de la historia.

El equipo dirigido por Javier Weber se impuso con parciales de 20-25, 19-25, 25-23, 25-13 y 18-16, a Obras (finalista por primera vez) y dio vuelta una final muy emotiva en el estadio República de Venezuela, con Jan Martínez como figura.

Bolívar fue campeón de la Liga en las temporadas 2002-03, 2003-04, 2006-07, 2007-08, 2008-09 , 2009-10, 2016-17 y 2018-19, por lo que superó por un título a UPCN de San Juan, el otro con siete Ligas.

En una final a estadio lleno y en la que quedó gente fuera del Complejo bolivarense (se dispuso una pantalla gigante para transmitir el encuentro en el patio gastronómico lindero al Polideportivo), Obras cometió menos errores que el local y se llevó el primer set.

La diferencia de equivocaciones continuó en el segundo parcial. El "Obrero", con grandes defensas encabezadas por el líbero Franco Massimino, la justa distribución de Matías Sánchez y la efectividad de sus atacantes cubanos, Osniel Melgarejo y el opuesto zurdo Jesús Herrera, impuso su juego.

Herrera fue el encargado de cerrar también el segundo set, con un contraataque cruzado, para la alegría de unos 300 hinchas del equipo sanjuanino que coparon la tribuna visitante.

Bolívar, campeón de la primera edición de la Copa Libertadores este año, no pudo lastimar con el saque en los primeros sets. Massimino y Rodrigo Quiroga, uno de los símbolos de Obras, aseguraban el pase para el equipo sanjuanino. Sánchez variaba primeros tiempos con Aschemacher y el brasileño Carneiro, con los remates cubanos. Del otro lado, Bolívar seguía errático aunque se mantenía cerca en el marcador por su bloqueo. De la mano de su armador, el cubano Hierrezuelo, el ofensivo Lucas Ocampo y el brasileño Lucas Madaloz, que ocupó el lugar del irregular cubano Yadrián Escobar, el 'Celeste' dio vuelta el tercer set y logró descontar por la mínima diferencia.

En el cuarto, Bolívar salió con actitud ganadora como para forzar al tie break. El trabajo colectivo en bloqueo hizo la gran diferencia (6 puntos directos contra ninguno de Obras).

Y llegó el quinto. Marcelo Méndez, flamante técnico del seleccionado argentino, estaba atento en la platea. Otro Marcelo, Tinelli, dueño de Bolívar, no pudo asistir esta vez y lo siguió por televisión y redes sociales.

Obras, que este año se consagró campeón de la Copa ACLAV, arrancó mejor en el quinto y cambió de cancha 8-5 arriba. El joven Martínez mantenía a tiro al local y el tie break se puso 13-13. Un bloqueo de Pablo Crer sobre Quiroga le dio el match point a Bolívar, aunque Herrera lo salvó.

En el cuarto punto para campeonato, Agustín Loser lo liquidó con un gorro inolvidable. Justo Loser, con ese apellido (perdedor en inglés), le dio a Bolívar el último punto para que el equipo se convirtiera en el más ganador de la historia de la Liga Argentina.

Síntesis del partido

Bolívar (3): Raydel Hierrezuelo, Yadrián Escobar; Pablo Crer, Agustín Loser; Lucas Ocampo y Jan Martínez. Líbero: Alexis González. DT: Javier Weber.

Ingresaron: Guillermo García, Lucas Madaloz, Agustín Ramonda, Ignacio Bernasconi.

Obras de San Juan (2): Matías Sánchez, Jesús Herrera; Rodrigo Aschemacher, Jonadabe Carneiro; Rodrigo Quiroga y Osniel Melgarejo. Líbero: Franco Massimino. DT: Juan Manuel Serramalera.

Ingresaron: Octavio Hermida, Juan Bucciarelli, Ignacio Espelt, Augusto Wiernes.

Parciales: 20-25, 19-25, 25-23, 25-13 y 18-16.

Árbitros: Ricardo Cabrera y José Luis Barrios.

Estadio: República de Venezuela (Bolívar).

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?