Barcelona no detiene su marcha y dio otro paso hacía el título

El equipo Catalán venció 2 a 1 a la Real Sociedad y mantiene su ventaja con relación a su escolta, el Atlético Madrid. Los tantos culés fueron anotados por Lenglet y Jordi Alba. Messi fue titular.

sección deportes

El Barcelona no detiene su marcha

El FC Barcelona inició con victoria (2-1) este sábado ante la Real Sociedad una semana que confía culminar con el título de LaLiga dentro de siete días, gracias a los goles de Lenglet y Jordi Alba que resolvieron un choque a medio gas en el Camp Nou.

Los de Ernesto Valverde cumplieron para descontar en su camino hacia la defensa del título, a seis puntos del alirón, dos victorias que pueden caer la semana que viene ante el Alavés el martes y ya el sábado contra el Levante. El Atlético de Madrid cumplió ante el Eibar poco antes (0-1) y el Barça mantuvo la renta de nueve puntos.

El cuadro culé, con la resaca europea del pase a semifinales de la Liga de Campeones, apenas rotó, con descanso para Busquets y once para Dembélé, mientras la Real volvió a tirar de juventud ante la plaga de lesiones. Algo de ritmo dejó el inicio, pero pronto se calmó el partido, sin juego vertical por parte de nadie.

La Real dio por bueno lograr algo de balón, mientras el Barça aprovechó algún robo para las primeras carreras de Messi. Entre el '10', Dembélé y Luis Suárez rondaron a Rulli, pero el 1-0 al borde del descanso llegó en un córner rematado a la perfección por Lenglet. A la Real le costaba mucho encontrar a su tridente.

Oyarzabal apenas conectó y menos Juanmi y Willian José, aunque ambos la tuvieron ante Ter Stegen al final del primer tiempo. Tras el descanso volvió mejor el cuadro vasco, pero de nuevo los chispazos locales generaron peligro. El duelo entraba ya en un choque abierto, en el que Juanmi dio algo de emoción en el 1-1.

El ariete visitante cazó la espalda de los centrales en un gran pase de Merino, pero la alegría duró dos minutos en los 'txuri urdin', por una galopada que llevó hasta el 2-1 Alba. El lateral azulgrana decidió esta vez mirar a portería, en una noche en la que el líder no necesitó de los goles de Messi o Suárez.

La Real, que ya renunció hace varias jornadas al milagro de alcanzar Europa, no tiró la toalla pero tampoco tuvo recursos para encontrar más huecos en la defensa culé. La noche abrió un 'expediente' Coutinho, con parte de pitos de la afición al brasileño tras su gesto de los dedos a los oídos en su gol ante el United.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?