A Boca le dieron por perdido el partido ante San Lorenzo por una falla en el reloj

Instantes después del salto inicial, el tablero electrónico de la Bombonerita sufrió un desperfecto y el encuentro fue suspendido. El Ciclón sumó dos puntos y clasificó a los playoffs.

sección deportes

.

@LigaNacional

San Lorenzo se clasificó a los cuartos de final del torneo Súper 8 de basquetbol.

Hasta ahí nada fuera de lo común, lo fuera de lo común viene a partir de ahí, más precisamente por la manera en que San Lorenzo se llevó la victoria.

Pero a no pensar que sucedió algo ilegal, San Lorenzo dejó en el camino a Boca Juniors porque el reloj de 24 de la Bombonerita, escenario del partido, no funcionó.

La historia empezó así. Partido demorado por “problemas técnicos”, los cuales parecieron solucionarse porque el juego finalmente arrancó.

Con la bola en juego, Luciano González convirtió un triple que puso en ventaja a San Lorenzo, pero pocos segundos después los “problemas técnicos” volvieron a aparecer.

Tal como lo establece el Artículo 14.2 de las reglas generales, el personal de Boca tuvo una hora para solucionar el problema, pero como eso no sucedió se le dio perdido el partido.

El resultado fue 2 a 0, San Lorenzo recibió dos puntos y el bonus de la clasificación; y a Boca le tocó llevarse una unidad.

San Lorenzo festejó no sólo la clasificación, sino también el hecho de quedarse con el primer lugar del Grupo D, algo que le permitirá enfrentar a partir del domingo 3 de noviembre a Obras.

Boca, después de haber derrotado a San Lorenzo en el Polideportivo Roberto Pando de Boedo lo cual le abrió la posibilidad de clasificar a cuartos, se quedó con las manos vacías, toda la bronca, y una sanción económica.

Hasta ahí nada fuera de lo común, lo fuera de lo común viene a partir de ahí, más precisamente por la manera en que San Lorenzo se llevó la victoria.

Pero a no pensar que sucedió algo ilegal, San Lorenzo dejó en el camino a Boca Juniors porque el reloj de 24 de la Bombonerita, escenario del partido, no funcionó.

La historia empezó así. Partido demorado por “problemas técnicos”, los cuales parecieron solucionarse porque el juego finalmente arrancó.

Con la bola en juego, Luciano González convirtió un triple que puso en ventaja a San Lorenzo, pero pocos segundos después los “problemas técnicos” volvieron a aparecer.

Tal como lo establece el Artículo 14.2 de las reglas generales, el personal de Boca tuvo una hora para solucionar el problema, pero como eso no sucedió se le dio perdido el partido.

El resultado fue 2 a 0, San Lorenzo recibió dos puntos y el bonus de la clasificación; y a Boca le tocó llevarse una unidad.

San Lorenzo festejó no sólo la clasificación, sino también el hecho de quedarse con el primer lugar del Grupo D, algo que le permitirá enfrentar a partir del domingo 3 de noviembre a Obras.

Boca, después de haber derrotado a San Lorenzo en el Polideportivo Roberto Pando de Boedo lo cual le abrió la posibilidad de clasificar a cuartos, se quedó con las manos vacías, toda la bronca, y una sanción económica.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?