Y un día un entrenador argentino ganó en Rusia

La victoria de Colombia sobre Polonia significó el primer triunfo de uno de los cinco entrenadores argentinos que están en el Mundial.
Avatar del

Sección Deportes

1/2
Y un día un entrenador argentino ganó en Rusia(FIFA)

Y un día un entrenador argentino ganó en Rusia | FIFA

Y un día un entrenador argentino ganó en Rusia(FIFA)

Y un día un entrenador argentino ganó en Rusia | FIFA

La victoria de la Colombia de José Pekerman hoy por 3-0 sobre Polonia no sólo dio un gran impulso al conjunto "cafetero" en el Mundial de Rusia, sino que también supuso el primer triunfo de uno de los cinco entrenadores argentinos en lo que va del torneo.

El Mundial cuenta con un récord de técnicos de origen argentino: Jorge Sampaoli en la "Albiceleste", Pekerman en Colombia, Ricardo Gareca en Perú, Juan Antonio Pizzi (que también tiene nacionalidad española) en Arabia Saudí y Héctor Cúper en Egipto. Ninguno de ellos, sin embargo, había logrado ganar un sólo partido hasta hoy.

Con una enorme actuación de su equipo en Kazán, Pekerman celebró su primera victoria con Colombia después de haber caído por 2-1 en el debut ante Japón. Ahora, el conjunto "cafetero" se jugará la clasificación a octavos de final el jueves ante Senegal.

Tras el triunfo de Pekerman, los técnicos argentinos tienen un balance de una victoria, un empate y ocho derrotas. Con seis goles a favor y 27 en contra.

Sampaoli está cerca de la eliminación con Argentina después de haber igualado 1-1 con Islandia y haber perdido 3-0 ante Croacia. Cúper, Pizzi y Gareca, en cambio, ya dijeron adiós a toda posibilidad en el torneo.

Los "Faraones" de Cúper, en su regreso a un Mundial tras 28 años, cayeron 1-0 ante Uruguay y 3-1 ante Rusia y quedaron rápidamente eliminados pese a contar en el segundo encuentro con su astro Mohamed Salah.

La Arabia de Pizzi sufrió un humillante 5-0 ante Rusia y, si bien mejoró ante Uruguay, también perdió 1-0 frente a la Celeste. Y el Perú de Gareca perdió 1-0 tanto con Dinamarca como con Francia para quedarse sin posibilidades.

Cinco de los 32 seleccionadores del torneo son argentinos, más que ningún otro país. Un fenómeno que sólo tiene el precedente de Alemania 2006, cuando hubo cinco brasileños al frente de distintos combinados.