Uruguay aterrizó en Sochi con dudas

La Celeste, que el sábado enfrentará a Portugal, llegó a Sochi y José María Giménez está en duda para dicho partido.
Avatar del

Sección Deportes

1/2
Uruguay aterrizó en Sochi con dudas(Selección uruguaya)

Uruguay aterrizó en Sochi con dudas | Selección uruguaya

Uruguay aterrizó en Sochi con dudas(Selección uruguaya)

Uruguay aterrizó en Sochi con dudas | Selección uruguaya

La selección uruguaya de fútbol aterrizó hoy en Sochi, donde el sábado se enfrenta a Portugal por los octavos de final del Mundial de Rusia, con la duda de si podrá contar con el central José María Giménez.

El defensor del Atlético de Madrid, clave en el esquema defensivo celeste, participó hoy con el resto de compañeros en el último entrenamiento de Uruguay en el Centro Deportivo de Bor, la base del equipo en las afueras de Nizhni Nóvgorod, antes del viaje rumbo al balneario ruso junto al Mar Negro.

La práctica fue cerrada a la prensa, pero las imágenes difundidas por la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) muestran que Giménez pudo seguir el entrenamiento junto al plantel, una señal alentadora para su alta y posible alineación el sábado.

El jugador de 23 años tuvo una molestia en el cuádriceps derecho desde el inicio del torneo y terminó por ser baja en el tercer partido de la fase de grupos frente a Rusia, cuando lo reemplazó Sebastián Coates.

Los médicos comenzaron entonces un proceso de rehabilitación con el objetivo de recuperarlo para octavos de final. "La evolución ha sido muy buena y somos optimistas en que pueda llegar a estar integrando la lista de los disponibles para el partido", explicó el miércoles el médico del plantel, Alberto Pan.

Giménez es el único de los 23 con problemas físicos. El plantel al completo realizó hoy su último entrenamiento de la semana en el Centro Deportivo de Bor, que comenzó en el gimnasio y concluyó con trabajo táctico y ejercicios a balón parado en las canchas del predio.

El equipo de Óscar Tabárez tomó por la tarde el vuelo rumbo a Sochi, donde el técnico y un jugador atenderán mañana a los medios en la rueda de prensa oficial antes de realizar el último entrenamiento previo al partido.

Si La Celeste gana los octavos al Portugal de Cristiano Ronaldo, volverá a su base de Nizhni Nóvgorod para quedarse, porque en esa ciudad disputaría los cuartos de final ante el ganador del Argentina-Francia.