Una revelación que pone a Pekerman en el ojo de la tormenta

El médico de la selección de Colombia confesó que escondieron el grado de lesión de James para desconcertar a la prensa y los rivales.
Avatar del

Sección Deportes

1/3
Una revelación que pone a Pekerman en el ojo de la tormenta(FIFA)

Una revelación que pone a Pekerman en el ojo de la tormenta | FIFA

Una revelación que pone a Pekerman en el ojo de la tormenta

Una revelación que pone a Pekerman en el ojo de la tormenta

Una revelación que pone a Pekerman en el ojo de la tormenta(FIFA)

Una revelación que pone a Pekerman en el ojo de la tormenta | FIFA

En plena competencia siempre hubo sospechas sobre el presente médico de un jugador importantes en la Selección Colombia: James Rodríguez,.

Pero por mucho que la prensa insistió y por cualquier cantidad de veces, a través de un chat creado en Rusia por periodistas colombianos que cubren el Mundial y en el que está el Jefe de Comunicaciones de la Selección, Juan Raúl Mejía, para que se diera claridad, nunca hubo una posición oficial.

Solo la que lánguidamente decía Pékerman en las ruedas de prensa cuando se le preguntaba por James. "Esta bien, esperando recuperarse un ciento por ciento", era lo único que decía el técnico.

A diferencia de otras selecciones, que sacan comunicados oportunos sobre lesiones de sus jugadores, de la Selelcción Colombia no salió uno que dijera exactamente lo que tenía el futbolista y cuánto era el tiempo de incapacidad.

Como sucede en estos casos, solo hubo filtraciones a periodistas amigos para que publicaran lo que a la Selección le convenía, sin importar que lo informado no era verdad. Las sospechas de que los tres jugadores habían llegado incluso lesionados al Mundial las confirma el hecho de que apenas jugaron minutos.

James apareció en un pedazo de partido ante Japón, después contra Polonia y jugó un rato frente a Senegal, al retirarse lesionado en el primer tiempo. No volvió a jugar más.

Una vez terminada la participación de Colombia en Rusia, y ya estando el equipo en casa, el médico de la Selección, Carlos Ulloa, reconoció que "había que desinformar", seguramente para sacar provecho. "Yo los entiendo a ustedes (la prensa), pero en estos casos nos tocó desinformar porque hace parte del juego", dijo Ulloa en el programa 'Debate Final' de Fox Sports.

El galeno aseguró que con anticipación se sabía que James no podía estar ante Inglaterra, "pero esa información no se podía dar a conocer", señaló.

Reveló incluso que el número 10 de la Selección Colombia había llegado muy golpeado o lesionado a la concentración previo al Mundial. "Él tenía problemas en las dos piernas por golpes recibidos, y lo tratamos bien, pero después tuvo una sobrecarga y eso complicó todo", señaló Ulloa.

El médico no dijo de quién había sido la orden de no decir la verdad en torno a los lesionados y de quién la decisión de decirle una versión falsa a la prensa.