Un reclamo salarial puso en estado de alerta a los árbitros

La AFA los puso en relación de dependencia y eso implicó que sus ingresos disminuyan en aproximadamente un 20%.
Avatar del

Sección Deportes

1/2
Un reclamo salarial puso en estado de alerta a los árbitros

Un reclamo salarial puso en estado de alerta a los árbitros

Un reclamo salarial puso en estado de alerta a los árbitros

Un reclamo salarial puso en estado de alerta a los árbitros

Cuando faltan tres días del comienzo del torneo Final, apareció un conflicto que puede crecer. Los árbitros están molestos porque la AFA les cambió su relación laboral y esa decisión los perjudica en sus ingresos. Hasta el año pasado, los referís trabajaban como contratados.

>

Desde este año están en relación de dependencia, pero la AFA no se hace cargo de las cargas sociales correspondientes, por lo que sus salarios sufrirán bajas cercanas al 20%. Este tema genera malestar entre los referís y de eso hablará hoy Federico Beligoy, el secretario de la Asociación Argentina de Árbitros (AAA), con Julio Grondona.

Desde 1997, los jueces trabajan como contratados, un esquema que no correspondía con algunas leyes laborales. Una serie de juicios perdidos con ex jueces alertó a la AFA sobre la situación. El problema no era el fallo desfavorable, sino que el mismo incluía multas que triplicaban y hasta cuadruplicaban lo que la casa madre del fútbol debía pagar. Un ejemplo de esto es el juicio de Oscar Sequeira, uno de los derrotas en los estrados que más le dolió a la AFA en materia económica.

Por eso, para regularizar la situación y no tener más problemas, se decidió incorporar a los árbitros como trabajadores en relación de dependencia. Por ahora se sumó a los 350 integrantes de la AAA, y a unos 30 del Sindicato de Árbitros de la República Argentina. En poco tiempo estarán todos bajo la misma ala y se estima que mensualmente la AFA gastará en referís poco más de dos millones de pesos.

Ahora, con este cambio, el bolsillo de los jueces se resiente. Un juez de que dirige en primera tenía un seguro mensual de 26.000 pesos más 4000 por partido jugado. Con esta variación se estima que sus ingresos bajarán unos 5000 pesos por tener que hacerse ellos cargo del pago de la obra social, el sindicato y el impuesto a las ganancias. "Lo que quieren los árbitros es la aplicación de una ley de intangibilidad que indica que no pueden ganar menos dinero en la mano del que ganaban antes. Ahí está el conflicto", dijo una fuente muy conocedora del ambiente del referato argentino.

Hay un dato más que entra en escena. A principios de septiembre hubo elecciones en la AAA y ganó la lista Gestión por Todos, liderada por Beligoy, que sumó 255 votos contra los 146 de la agrupación de Convicción Arbitral, de Germán Delfino. Beligoy es sucesor de la línea de Alejandro Toia, muy cercano a Grondona. Dicen en los pasillos de la AFA que el presidente de la entidad no ve con buenos ojos a Delfino, a quien identifica como un "nuevo Castrilli". Por un lado, Grondona quiere cuidar las finanzas de la AFA. Por el otro, evitar una situación de conflicto con los árbitros y tener al gremio opositor de los referís, con Delfino a la cabeza, molesto. Ése es hoy el dilema.