Triunfazo de Godoy Cruz en el Monumental

El Tomba le ganó en la última jugada a River 2 a 1. Abrió el marcador Cavenaghi para el Millo; Grimi y Rodríguez le dieron el triunfo al Expreso.
Avatar del

Sección Deportes

1/2
Triunfazo de Godoy Cruz en el Monumental(Télam)

Triunfazo de Godoy Cruz en el Monumental | Télam

Triunfazo de Godoy Cruz en el Monumental(Télam)

Triunfazo de Godoy Cruz en el Monumental | Télam

El Tomba volvió a hacer historia y River recibió un cachetazo inesperado en el Monumental. Perdió por 2-1 ante Godoy Cruz, un equipo que pelea por mantener la categoría.

El comienzo del partido fue a pedir del equipo de Ramón Díaz, pero no por obra de la fortuna, sino porque jugó bien al fútbol, abriendo la cancha, con movilidad y gol. A los 10, después de algunas aproximaciones que se quedaron en eso, Cavenaghi gritó su primer tanto oficial en su nuevo regreso al club. Sociedad colombiana: Teo abrió para Carbonero y el mediocampista cedió para el Torito, quien definió sin problemas en las narices de Carranza.

Pero la alegría al Millonario le duró cinco minutos, porque pese a que casi aumenta por intermedio de Kranevetter, solo ese tiempo tuvo de ventaja. Barovero dio un rebote al medio tras un tiro de José Luis Fernández y Leandro Grimi tocó al gol.

La parda fue un cimbronazo para River, que de todas formas siguió siendo mejor, pero sin las luces que lo acompañaron en el primer tramo de la noche. Pero de ahí al final solo inquietó mediante un remate de Lanzini, demasiado poco lo hecho en la previa.

En el complemento, Godoy Cruz complicó de arranque con un contragolpe que Díaz definió mal, y luego River, con un lúcido Teo Gutiérrez, pasó a comandar las acciones. Estuvo cerca en un par de ocasiones, pero a los 23 sus ilusiones recibieron un golpe casi de nocaut: Balanta vio la segunda amarilla por una falta innecesaria y el local se quedó con 10.

De ahí al final, los de Ramón siguieron buscando la victoria, por su necesidad, por la localía y por las limitaciones del rival, pero estuvo muy cerca de perderlo. Le anularon mal un gol a José Luis Fernández por un offside inexistente, Barovero le sacó un mano a mano tremendo a Castellani, pero con el tiempo cumplido el paraguayo Julio César Rodríguez.