"Técnicamente podemos hacer lo mismo que los hombres"

Lieke Martens, elegida como la mejor futbolista del mundo, considera que, en una cancha, sólo la rapidez y la fuerza diferencian a mujeres y hombres.
Avatar del

Sección Deportes

1/2
"Técnicamente podemos hacer lo mismo que los hombres"(@ExitoFem)

"Técnicamente podemos hacer lo mismo que los hombres" | @ExitoFem

"Técnicamente podemos hacer lo mismo que los hombres"(@ExitoFem)

"Técnicamente podemos hacer lo mismo que los hombres" | @ExitoFem

Condujo a Holanda a conquistar la primera Eurocopa de su historia en 2017; fue elegida como la mejor futbolista del mundo el mismo año y considera que, en una cancha, sólo la rapidez y la fuerza diferencian a mujeres y hombres. Lieke Martens lidera a una generación de futbolistas que dio pasos sin precedentes para luchar por la igualdad en el deporte rey.

"Ellos son más rápidos y más fuertes, pero técnicamente podemos hacer lo mismo, aunque nosotras un poco más lento. En lo demás, no creo que haya ninguna diferencia (entre fútbol masculino y femenino)", afirma Martens en una entrevista con la agencia dpa en la Ciudad Deportiva del Barcelona.

Con las ideas y los objetivos muy claros, la mediocampista holandesa, de 25 años, confía en disfrutar del próximo Mundial de Rusia habiendo conquistado mañana ante el Atlético de Madrid su primer título con el equipo azulgrana, la Copa de la Reina por la que aún luchan.

"Me entristece que Holanda no participe y eso hace que este Mundial sea un poco diferente, porque una siempre quiere apoyar a su país, pero es uno de los grandes eventos mundiales y no voy a perdérmelo", señala esta mujer, admiradora confesa del argentino Lionel Messi.

dpa: ¿Cómo sienta ser la mejor jugadora del mundo?

Martens: Es una sensación increíble, nunca olvidaré este año, estoy muy orgullosa, es un gran honor, pero tengo 25 años y creo que aún puedo aprender mucho. Voy a dar todo lo que tengo y a intentar ser importante para el equipo. Por lo demás, nada ha cambiado.

dpa: ¿Cómo recuerda el día en el que recibió el premio The Best a la mejor jugadora del mundo?

Martens: Fue un día espectacular. Viajé con (Lionel) Messi a Mónaco y disfruté tanto del día que, aunque no hubiera ganado el premio, nunca lo olvidaría; fue fantástico. Después, compartir escenario con Cristiano Ronaldo y compartir todo eso con mis padres, que han hecho tanto por mí. Eso también fue muy especial, fue un día muy especial.

dpa: Usted dice que Messi es el mejor futbolista del mundo y al que más admira. ¿Qué lo hace el mejor?

Martens: Messi es casi de otro planeta, hace lo que quiere. Cómo dribla, cuán fácil juega, nadie puede atraparlo y también es un buen finalizador. Tiene todo lo que un buen jugador de fútbol tiene que tener. Eso lo hace muy especial y sus driblings son espectaculares.

dpa: Hoy en día, ¿sus referentes están en el fútbol masculino o en el femenino?

Martens: En ambos. Puedo aprender de ambos, algunas cosas de los hombres, otras de las mujeres.

dpa: ¿Quién inspiró su carrera?

Martens: La brasileña Marta fue la primera mujer futbolista que yo conocí cuando era niña. Después, conseguí jugar una temporada y media con ella en Suecia y fue un gran honor para mí. Aprendí mucho de ella en la cancha y, además, es una gran persona. Es la única futbolista mujer que yo admiro.

dpa: ¿Seguirá el Mundial masculino?

Martens: Sin duda. Me gusta el fútbol. Me entristece que Holanda no participe y eso hace que este Mundial sea un poco diferente, porque uno siempre quiere apoyar a su país, pero es uno de los grandes eventos mundiales y no voy a perdérmelo.

dpa: Sin Holanda en juego, ¿qué le interesa más de este Mundial?

Martens: Aún no lo sé. Hay muchos buenos equipos, creo que Bélgica puede sorprender y son nuestros vecinos, Alemania, Francia, Argentina, pueden pasar muchas cosas. Simplemente, voy a verlo y disfrutar de los buenos partidos, porque estoy segura de que los habrá.

dpa: En eventos así, ¿se fija en algo en especial?

Martens: Depende de quién juegue. A veces, sólo miro a un jugador, sólo me interesa lo que él hace. Me fijo en cómo juegan, pero no como si fuera una entrenadora, prefiero disfrutar del juego, de los uno contra uno, de un buen gol, incluso de una buena entrada. Disfruto más de esas cosas que de la cuestión táctica. Durante la temporada ya tenemos mucha táctica, así que simplemente disfruto del juego. Eso no quiere decir que no me guste la táctica, pero en mis vacaciones prefiero desconectar de eso y hacer cosas diferentes al fútbol para estar fresca para la siguiente temporada. Igual me gusta tanto el fútbol que, por supuesto, voy a seguir el Mundial.

dpa: ¿Tiene un favorito para ganar el título?

Martens: No tengo un favorito. Muchas selecciones tienen opciones: España, Argentina, Bélgica... Veremos qué pasa.

dpa: ¿Cuáles son las diferencias entre el fútbol femenino y el masculino?

Martens: Ellos son más rápidos y más fuertes, pero técnicamente podemos hacer lo mismo, aunque nosotras un poco más lento. En lo demás, no creo que haya ninguna diferencia.

dpa: ¿De qué manera influyen las enormes diferencias económicas entre el fútbol masculino y el femenino?

Martens: Influyen mucho. Si una juega en el máximo nivel, en la élite, no debería tener que trabajar de otra cosa. Debería cobrar lo suficiente como para poder dedicarse exclusivamente al fútbol y tener una buena vida. Eso sucede sólo en algunos países. Y mientras eso no sea general, la calidad aumenta, pero de manera demasiado lenta. Si la gente y los patrocinadores realmente creen en el fútbol femenino e invierten, las chicas podrán centrarse sólo en el fútbol y mejorar y no pensar en lo cansadas que están porque se entrenaron en la mañana, a las tres se fueron a trabajar de otra cosa y hasta las ocho no llegaron a casa. Y eso un día tras otro. Es muy demandante para el cuerpo y su rendimiento en la cancha baja.

dpa: ¿Tuvo claro desde chica que quería ser futbolista?

Martens: Sí, desde niña. Pero entonces era imposible, la gente se reía de mí y me decía que una chica no podía ser futbolista profesional, que eso era sólo para chicos. Yo tenía el sueño y la gente se reía de mí. Ahora, yo puedo reírme de ellos.

dpa: ¿Qué puede decir del sexismo en el fútbol? ¿Sigue sintiendo que la gente en general lo considera un deporte de hombres?

Martens: Sí, sin duda. Aunque la cosa mejoró y sigue haciéndolo, pero lleva tiempo, no se puede pasar de un extremo al otro tan rápido. Hay que ir paso a paso. Esto no es como el tenis, por ejemplo. Hablamos del mayor deporte del mundo, en un mundo de hombres. Los futbolistas hombres son más respetados que nosotras. Luchamos por la igualdad, pero es un mundo diferente el de los hombres.