Sevilla se durmió y Valencia se lo empató

Sevilla ganaba por la mínima pero el Valencia, en el minuto 93, igualó y el partido terminó 1-1. En la última jugada del choque, el Sevilla se dejó dos puntos de oro, mientras el Valencia sumó uno que puede resultar salvador.

Avatar del

sección deportes

Sevilla se durmió y Valencia se lo empató(@SevillaFC)

Sevilla se durmió y Valencia se lo empató | @SevillaFC

El Valencia se confirmó hoy como el rey del empate de la Liga española de fútbol al igualar 1-1 con el Sevilla con un gol de Mouctar Diakhaby en la última jugada de su choque por la decimoquinta fecha.

El tanto del futbolista francés en el último suspiro de un duelo que ya parecía sentenciado le salvó los muebles al conjunto "Che", que aun así fue despedido entre sonoros pitos.

Hasta esa última jugada, el Sevilla había rentabilizado al máximo su escaso caudal ofensivo y, con un tanto de Pablo Sarabia en el minuto 55', apuntaba a la cima del campeonato español.

Su único error defensivo lo dejó con 28 puntos, los mismos que suman el Barcelona, que más tarde visita al Espanyol, y el Atlético de Madrid, que también hoy venció por 3-0 al Alavés.

El empate supuso apenas un pequeño alivio para un Valencia que, reñido con la victoria esta temporada, fue despedido por su hinchada con una pañolada que pintó de blanco el estadio.

Con apenas tres triunfos en lo que va de campeonato y sólo uno en Mestalla, los dirigidos por Marcelino García Toral (18 puntos) marchan más cerca de los puestos de descenso que de la cabeza.

El crédito del entrenador español comienza a agotarse en un club que no acostumbra a tener demasiada paciencia con sus técnicos.

Hoy, la hinchada "Che", siempre muy crítica con los suyos, no ahorró a su equipo ni pitos ni pañuelos blancos.

El Valencia apenas ofreció argumentos para evitarlos ante un Sevilla conservador. Atenazado por la presión de lograr una victoria casi imprescindible, el equipo de Marcelino nunca tuvo la soltura suficiente para generar juego ni ocasiones. 

Cómodos en la clasificación, los andaluces se olvidaron de la ofensiva -apenas un remate entre los tres palos en el primer parcial- y se centraron en controlar el balón, así como los posibles contrataques del intimidado Valencia.

El gol de Sarabia, en el 55', fue un premio inesperado para un Sevilla aparentemente conforme con el empate. El mediocampista español batió sin oposición a Neto después de que un disparo mordido de Ben Yedder rebotara en Gabriel Paulista y cayera a sus pies.

El Valencia se despabiló entonces e intentó crecer abriendo sus líneas. Encontró más vías para acercarse al área sevillista, pero no la puntería para inquietar al arquero andaluz.

En el área contraria, Ever Banega, en el 67', y André Silva, en el 82', pudieron cerrar la victoria de los de Machín con dos envíos al palo, que reavivaron la ira de la hinchada valencianista.

La madera evitó la sentencia, antes de que la fortuna se aliara con el equipo "Che" para que Diakhaby rematara con un imparable cabezazo la falta lateral lanzada por Parejo. 

En la última jugada del choque, el Sevilla se dejó dos puntos de oro, mientras el Valencia sumó uno que puede resultar salvador.

Temas
  • La Liga