Se aplazaron las elecciones en el fútbol uruguayo

Por decisión de la asamblea de clubes, la elección del nuevo presidente de la AUF se aplazó hasta el 21 de agosto.
Avatar del

Sección Deportes

1/2
1(AUF)

1 | AUF

0(AUF)

0 | AUF

La elección del nuevo presidente de la Asociación del Fútbol Uruguayo (AUF) se aplazó hoy hasta el 21 de agosto, por decisión mayoritaria de la asamblea de clubes de la Primera y Segunda División.

En las últimas horas "se han vivido circunstancias que no dan garantías" dijo el presidente en ejercicio, Edgar Welker, quien era vicepresidente del renunciante Wilmar Valdéz.

Más temprano se conoció una nota de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) que sugería el aplazamiento debido al clima enrarecido que se vive entre los dirigentes del fútbol uruguayo.

La crisis estalló cuando Valdéz anunció el fin de semana que abandonaba la carrera electoral, para la cual se presentaban otros dos candidatos, y el lunes presentó también la renuncia a la presidencia de la AUF, en una sorpresiva decisión basada en cuestiones personales y familiares, según declaró.

Sin embargo, eran de conocimiento de un grupo limitado de periodistas y dirigentes una serie de audios que aparentemente podían contener amenazas o extorsiones hacia Valdéz.

La Fiscalía General de la Nación dispuso una investigación de oficio y hoy fue convocado a declarar en un juzgado local el periodista radial y televisivo Julio Ríos, una de las personas que recibió los polémicos audios.

Mañana deben concurrir al mismo juzgado Valdéz y el ex presidente de Danubio Arturo Del Campo, que es uno de los candidatos que sigue en carrera por la presidencia de la AUF.

El otro candidato es el empresario Eduardo Abulafia quien, aparentemente, tiene un apoyo mayoritario de los clubes que son los que deciden, pero que hoy no llegaron a un acuerdo para elegirlo presidente.

Al abandonar hoy la sede de la AUF, varios dirigentes coincidieron en que la postergación de la elección fue una buena medida para intentar apaciguar las aguas y buscar el consenso que permita volver a encauzar la organización del fútbol uruguayo.