Sampaoli, optimista: "El Mundial nos va a juntar"

El entrenador de la Selección argentina sabe que la opinión pública no lo acompaña pero confía que todo cambiará cuando empiece la competencia.
Avatar del

Sección Deportes

1/2
Sampaoli, optimista: "El Mundial nos va a juntar"(DPA)

Sampaoli, optimista: "El Mundial nos va a juntar" | DPA

Sampaoli, optimista: "El Mundial nos va a juntar"(DPA)

Sampaoli, optimista: "El Mundial nos va a juntar" | DPA

El entrenador del seleccionado argentino, Jorge Sampaoli viajará rumbo a Europa, para entrevistarse por última vez con los futbolistas que ingresarán en la convocatoria mundialista para Rusia 2018 y lo hará, anticipó esta noche, con el convencimiento de que esta competencia "unirá a todo el pueblo detrás del equipo nacional".

"Hace un rato hablé con Sergio Agüero y seguimos de cerca su lesión. Si no se operaba, tenía el riesgo de no llegar bien al Mundial . Nosotros lo esperamos porque es un jugador muy valioso", inició la charla Sampaoli con los presentes en la conferencia que preparó esta noche una marca de televisores que auspicia al seleccionado argentino. 


El "Kun se operó el pasado martes en la clínica del médico Ramón Cugat, en Barcelona, el mismo profesional que había intervenido a Ramiro Funes Mori de los ligamentos cruzados, a raíz del recrudecimiento de una lesión meniscal en la rodilla izquierda, por lo que tendrá un período aproximado de un mes para completar su restablecimiento.

En el evento Sampaoli también ratificó que luego de entregar el 14 de mayo la lista de 35 jugadores mundialistas exigida por la FIFA, tres días después, o sea uno antes de empezar los entrenamientos con el grueso del grupo, dará a conocer a los 23 definitivos que viajarán a Rusia.

"El dia previo a los entrenamientos voy a dar la lista de los 23, porque de lo contrario me parece muy pesado para un futbolista enterarse una semana antes que se va a quedar sin Mundial", aclaró. 


"De cualquier manera en este viaje que haré por Europa, así como en las reuniones que mantuve estos días con los que juegan en el país, les dije y les diré que están en una lista específica de 35, pero que se sigan destacando en sus clubes, que continúen luchando", amplió.

E indicó que a todos ellos les pedirá "que sigan luchando. Por eso les mostramos material individual de su estadía en la selección y del proyecto futbolístico que los vincula al Mundial, explicándoles que más allá del lugar que les toque, estén preparados porque van a arrancar 23, pero después puede pasar cualquier cosa".

"Por eso rescato siempre del argentino la capacidad creativa de poder ser distinto. Cada hincha de un equipo que cruzo en la calle me pide a su jugador, y cada persona me quiere transmitir lo que siente para indicarme el camino que hay que seguir. Eso me pasó durante toda mi carrera", confesó.

"A raíz de eso es que descanso muy poco. Mis sueños están vinculados al inicio de la Copa del Mundo y es un sueño que tengo desde muy chico. No veo la hora de que llegue ese momento tan esperado. El tiempo que nos queda de preparación es en el que uno va llegando a la etapa donde se va a cumplir esa ilusión, que ojalá tenga un buen final", expresó.

En ese análisis anda hoy Sampaoli, que en este viaje que emprenderá mañana puede llevar en las alforjas tres novedades en cuanto a las visitas que va a realizar. Una que se deslizó en los últimos días es la del volante del Tottenham Hotspur inglés Erik Lamela, la otra que estalló pcas horas atrás es la del probable retorno de Mauro Icardi, mientras que en la tercera aparece un recurso "de necesidad y urgencia": Santiago Ascacíbar.

Lo del delantero y capitán de Inter, de Italia, obedece a que en el mano a mano con los futbolistas que actúan en Europa vio al racinguista Lautaro Martínez "un segundo abajo", mientras que lo del volante central del Stuttgart alemán de 21 años, ex Estudiantes de La Plata, que nunca fue convocado por Sampaoli, tiene que ver con la natural decadencia futbolística de Javier Mascherano.

"Hay que empezar a pensar en los 23 que van a quedar y tener en cuenta situaciones como lesiones y jugadores que no tienen mucha participación. Para eso hay que planificar de manera simultánea los trabajos y el análisis de cada rival, para tener todo organizado de cara a lo que viene", apuntó el "Zurdo" de Casilda.

"Pero acá hay un compromiso y una ilusión que van de la mano. Si hubiera empatado un partido solo para la clasificación y después había que ganar en Ecuador, también hubiera venido al seleccionado argentino, porque estas cosas no se eligen, se dan así. Se podría haber dado en la etapa anterior y no pasó. Pero no dudé en ningún momento porque sabía que iba a cumplir el sueño de dirigir a Argentina en un Mundial", enfatizó.

Y metido de lleno en el trabajo remarcó que cuenta "con un grupo de jugadores con ilusión, y con el mejor del mundo que es Lionel Messi. Pero detrás nuestro hay un país expectante por lo que se vaya a hacer y por la jerarquía que tiene el equipo. Estará en nosotros armar un conjunto que avale esas características de tener una excelencia como Líoi".

"Pero estoy convencido que no solamente en Argentina, sino que en la cultura actual de los niveles de exigencia que existen en el mundo, el que pierde un partido es un perdedor. Es una persona despreciada. En ese mundo nos toca vivir y hay que tratar de aislarse un poquito, para que no les afecte a los jugadores todo lo que se genera a través de algunos medios", argumentó.

"No entiendo por qué estamos todo el tiempo acusando a unos o a otros. Pero confío en que el Mundial nos va a juntar. Que cuando llegue el momento cada argentino va a estar cerca de nosotros y vamos a caminar juntos. De hecho somos el país que más entradas compró. Y aunque fuimos goleados por España, ese era un partido para seguir probando, así que para el Mundial estamos en las mismas condiciones que antes de jugarlo", cerró.