Repita conmigo: Dybala no es Messi

Las comparaciones no son elogios cuando uno busca hacer su propio camino.
Avatar del

Deborah Puebla

1/4
Repita conmigo: Dybala no es Messi

Repita conmigo: Dybala no es Messi

Repita conmigo: Dybala no es Messi

Repita conmigo: Dybala no es Messi

Repita conmigo: Dybala no es Messi

Repita conmigo: Dybala no es Messi

Repita conmigo: Dybala no es Messi

Repita conmigo: Dybala no es Messi

Paulo Dybala la rompió en Juventus. Paulo Dybala fue la figura en la goleada del equipo italiano ante el Barcelona. Paulo Dybala es argentino y es...Dybala, no Messi.

Con sus 23 años, el delantero nos dio una gran lección: rechazó las comparaciones con la Pulga y se afirmó en su identidad para desarrollar una carrera en notable ascenso desde su aparición en Instituto de Córdoba.

En la previa del duelo por los cuartos de final de la Champions League, declaró: 

La gente tiene que entender que yo no soy el nuevo Messi. Yo soy Dybala, y entiendo que haya comparaciones, pero yo quiero ser Dybala y no el nuevo Messi", afirmó Dybala durante una entrevista conjunta con Mundo Deportivo, Marca, Tuttosport y La Repubblica.

¿Quién no quiere ser Messi, está loco? No, simplemente entendió lo esencial, lo que a veces no vemos por esa estúpida (perdón la expresión) tarea de titular como sea o de la necesidad de elegir al nuevo heredero al trono. "Yo quiero ser Dybala" y claro que lo será. 

Las comparaciones no son elogios cuando uno busca hacer su propio camino. 

 Las tapas de los diarios de Italia tras el triunfo de Juventus ante Barcelona

Que el joven jugador se plante firme ante esto, lo hace más fuerte, lo hace grande y la Juve disfruta de su grandeza. Su talento queda demostrado en cada partido y marca un estilo propio. Un Dybala en potencia, no un Messi en crecimiento. 

Tal vez, cuando dejemos de lado las comparaciones, es cuando podamos apreciar a cada jugador con nombre y apellido propio. 

 Una vez más, repita conmigo: Dybala no es Messi