Real Madrid ganó el pendiente y se mete tercero en la Liga

El conjunto Merengue derrotó 3 a 1 en su visita al Leganés, en el pendiente de la fecha 16.
Avatar del

Sección Deportes

1/2
Real Madrid ganó el pendiente y se mete tercero en la Liga

Real Madrid ganó el pendiente y se mete tercero en la Liga

Casemiro y Lucas Vázquez, autores de los goles.

Casemiro y Lucas Vázquez, autores de los goles.

El Real Madrid se situó hoy tercero en la Liga española de fútbol al ganar 3-1 en el campo del Leganés con solvencia y buenos minutos en la primera parte.

El encuentro, aplazado en su día por la participación de los blancos en el Mundial de Clubes, sirvió para que el Real Madrid rebasara al Valencia con 48 puntos, siete menos que el Atlético y a 14 del Barcelona.

Con Cristiano Ronaldo descansando en su casa, la primera noticia estuvo en la suplencia de Gareth Bale. Una más. Y la segunda fue el temprano gol del Leganés. Ocurrió a los seis minutos en un saque de esquina muy mal defendido por los blancos que contó con un remate inverosímil de Bustinza.

Parecía que podía repetirse el suceso de la Copa del Rey, cuando el Leganés eliminó al Real Madrid por ambición y actitud. Pero no fue lo que ocurrió. El conjunto de Zinedine Zidane actuó esta vez con autoridad y se fue en busca del partido apoyado en los excelentes despliegues de Marco Asensio y Lucas Vázquez, jugadores que siguen reclamando mayor protagonismo.

El empate llegó a los 11 minutos y llevó la firma de Lucas Vázquez con un remate cruzado después de un error del Leganés en la salida del balón. Lejos de entregarse a la pereza, los visitantes buscaron otro gol presionando muy arriba, recuperando bien y proponiendo asociaciones.

El Real Madrid volteó el marcador a los 29 minutos y lo consiguió con una sensacional jugada colectiva a un toque. Participaron Karim Benzema, Lucas Vázquez y Casemiro, quien finalizó con un disparo inapelable.

El conjunto blanco siguió dominando sin sufrir en defensa y se marchó al descanso con una buena parte del camino recorrido. Corrigió bien su temprano descuido al mostrar concentración, actitud y buen juego.

La segunda parte fue mucho más equilibrada porque, entre otras cosas, el Real Madrid prefirió especular. El Leganés lo intentó más, pero no encontró vías para perforar el arco visitante.

La ocasión más clara para los locales sucedió a los 64 minutos con un remate de Beauvue que contó con la milagrosa intervención de Kiko Casilla.

El Real Madrid contó con espacios, pero perdió una enormidad de balones. Sin embargo, sus defensas actuaron con más firmeza que en otras ocasiones.

Por su hubiera dudas, el conjunto blanco sentenció a un minuto del final con un penal sobre Mateo Kovacic que se encargó de transformar Sergio Ramos. De esta forma, el Real Madrid aumentó su confianza y se situó tercero.