Deportes Eliminatorias Sudamericanas

Que la clasificación no tape el sol con un dedo

La Selección está en Rusia. La llegada fue costosa y muy celebrada. Los jugadores piden cambios ¿Los escucharán?
Avatar del

Diego Zárate

1/2
Que la clasificación no tape el sol con un dedo(Télam)

Que la clasificación no tape el sol con un dedo | Télam

Que la clasificación no tape el sol con un dedo(Télam)

Que la clasificación no tape el sol con un dedo | Télam

La semana pasada, luego de empatar con Perú, escribí un pensamiento que contenía una pregunta ¿Cuál seria el problema de no ir al Mundial?

>

La opinión tuvo bastante aceptación, como siempre hay gente que discrepó, lo cual es muy bueno, pero ahora con la clasificación consumada no tenemos que tapar el sol con el dedo porque si llegamos a este límite innecesario es por un montón de factores.

En AFA todo ha sido muy desprolijo desde hace años. Se llegó a la final del Mundial pasado y en lugar de mantener un camino, de buscar la forma de seguir adelante con procesos serios, ordenados y con visión de futuro, se volvieron diez casilleros para atrás.

Tres presidentes, entre ellos una Comisión Normalizadora, otros tres directores técnicos y unos 44 futbolistas, con distinto grado de incidencia, estuvieron en el sinuoso camino del seleccionado argentino.

Javier Mascherano, pilar y referente de este plantel, se refirió al respecto y expresó que "en este proceso de tres años hubo muchísimas cosas que sin querer terminan afectando. Tenemos que pensar en los momentos que tocaron vivir y tratar de cambiar, no solo por esta generación sino por las que vengan". Clarito, ¿no?

Tenemos un fútbol muy rico, una liga muy pareja, futbolistas de élite, predios de primer nivel. Tenemos al mejor del mundo, tenemos muchísimas más cosas a favor que en contra, pero esas contras generan una grieta tan notoria que no dejan ver el vaso medio lleno.

Estamos a poco menos de un año del Mundial. Hemos entramos por la ventana, sufriendo, rezando, prendiendo velas y prometiendo mil cosas. Aprovechemos, entonces, para pisar la pelota, mirar para los costados, escuchar, ordenar y tirar todos para el mismos lado. 

"Debemos estar unidos e ir de la mano al Mundial", pidió anoche Messi. Demoslé bola, es el que más sabe.