Previa de otra semifinal de lujo

Croacia e Inglaterra disputarán mañana la segunda semifinal con la posibilidad de dejar atrás todos los pronósticos en Rusia 2018.
Avatar del

Sección Deportes

1/2
Kane es el goleador de la Copa.(FIFA)

Kane es el goleador de la Copa. | FIFA

Previa de otra semifinal de lujo(FIFA)

Previa de otra semifinal de lujo | FIFA

Los pronósticos antes del Mundial hablaban de que la semifinal de mañana en el estadio Luzhniki la disputarían Alemania y España, quizás la Argentina de Lionel Messi, pero el billete a la final se lo jugarán Croacia e Inglaterra, dos selecciones con galones que se encuentran ante una oportunidad de oro.

Luka Modric lideró a Croacia a las segundas semifinales de su historia, quitándose así el estigma de aquella generación de 1998, mientras que Inglaterra regresó a la ronda de los cuatro mejores por primera vez desde 1990. El ganador chocará el domingo en la final ante Francia, que venció 1-0 Bélgica.

Por historia, porque fue campeona en 1966, y por tradición, porque presume de haber inventado el deporte más popular del mundo, Inglaterra debería partir con esa ventaja que da el escudo y la camiseta. Está sin embargo la duda de cómo responderá a la exigencia, no sólo por la presión de tamaña ocasión, sino porque camino a semifinales ganó a Panamá, Túnez y Suecia. Empató y perdió con los dos equipos con más galones a los que se se enfrentó, Colombia y Bélgica.

Croacia fue quizás a la inversa: brilló en una fase de grupos complicadísima en la que le endosó un 3-0 a Argentina y después, en las eliminatorias, necesitó de sendas tandas de penales para tumbar a Dinamarca y Rusia. Acumularon 240 minutos en las piernas en apenas seis días. Habrá que ver cómo va de gasolina el equipo. El tanque de la ilusión, eso sí, está rebosante.

"Hemos tenido cinco partidos difíciles pero no hay excusas. Estamos en semifinales, queremos disfrutar y dar todo de nosotros. No diremos que estamos exhaustos", dijo en rueda de prensa el técnico de los croatas, Zlatko Dalic. "Vinimos aquí a hacer nuestro mejor papel", agregó.

La selección de la camiseta a cuadros cambió de campamento base tras los cuartos y abandonó San Petersburgo para instalarse en Moscú. Ahí entrenó los últimos días a ritmo suave, intentando que los músculos lleguen al cien por ciento al partido.

"Hemos esperado muchos años para estar aquí con Croacia. Estamos muy cerca y vamos a dejar en el césped hasta la última gota de sudor para alcanzar nuestro objetivo", indicó el delantero Mario Mandzukic.

La euforia en el pequeño país -tiene poco más de cuatro millones habitantes- está desatada y desde hace dos semanas las camisetas están agotadas. La cadena RTL habló de un "trance nacional" en el estado que nació en 1991 tras la disolución de Yugoslavia.

En Inglaterra se vive el deporte con la misma pasión. Su población es 13 veces la de Croacia y tiene siglos y siglos de historia. En 1863 se creó la Football Association, la primera federación de fútbol del mundo, el organismo que sentó las bases de lo que hoy es el deporte más seguido en el planeta.

Sin embargo, los éxitos de su selección son discretos. Un título mundial, dos semifinales más -con la de Rusia-, y ninguna Eurocopa. Ni siquiera jugó una final del torneo continental. De hecho, en la última Eurocopa perdió en octavos ante la diminuta Islandia.

Poco después asumiría el mando Gareth Southgate, y el ex futbolista le cambió la cara al equipo. La victoria ante Colombia en octavos en la tanda de penales fue como una liberación para los "pross".

"Después de lo de Islandia nos dimos cuenta de que teníamos que cambiar las cosas", señaló el centrocampista Eric Dier. "Fue un momento en el que nos quedamos tremendamente decepcionados y sabíamos que no nos podía volver a ocurrir algo así. Lo pudimos remediar en esta Copa del Mundo. Hemos aprendido de los errores, hemos hecho las cosas bien y hemos visto que el país está detrás nuestro".

La victoria ante Colombia fue la primera en un partido eliminatorio en 12 años para Inglaterra. Además, los "pross" no ganaban una tanda de penales desde 1990.

"Estamos rompiendo barreras y está siendo un viaje increíble. Ahora queremos seguir", comendó Southgate.

Si Croacia tiene a Modric como líder, Inglaterra tiene a Harry Kane. El capitán de los "Three Lions" lleva seis goles en el torneo, tres de ellos de penal, y arriba a la semifinal con más ganas de sacudir las redes rivales.

"Dijimos que queríamos escribir nuestra propia historia y afortunadamente podemos dar un paso más y llegar a la final", indicó el delantero del Tottenham.

Tanto Dalic como Southgate cuentan con todos sus hombres en forma para el duelo y no se esperan sorpresas en los onces titulares.