Porto Alegre intenta que no le quiten el Mundial

La sede, donde Argentina debe disputar un partido, corre serio riesgo de perderse el Mundial. El alcalde intentará sostenerlo.
Avatar del

Sección Deportes

1/2
Porto Alegre intenta que no le quiten el Mundial

Porto Alegre intenta que no le quiten el Mundial

Porto Alegre intenta que no le quiten el Mundial

Porto Alegre intenta que no le quiten el Mundial

El alcalde de Porto Alegre, José Fortunati, ofreció hoy ayuda financiera para mantener a la ciudad como sede del Mundial Brasil 2014, que comenzará el 12 de junio, y será escenario del partido entre Argentina y Nigeria, por la última fecha del grupo F.

Porto Alegre será escenario del partido entre Argentina y Nigeria, por la última fecha del grupo F

En declaraciones a una radio local, el ejecutivo advirtió que el gobierno de la ciudad no tiene obligación de asumir el costo de una estructura exigida por FIFA en el estadio Beira-Río, cuya propiedad es del club Inter, pero de todos modos se mostró "dispuesto a contibuir" para resolver el asunto.

"Según el contrato, la obligación de pagar las estructuras provisionales del Mundial no es de la alcaldía", afirmó, según la agencia "dpa".

Según el contrato, la obligación de pagar las estructuras provisionales del Mundial no es de la alcaldía

Fortunati dio a conocer su intención luego que el presidente de Internacional de Porto Alegre, Giovanni Luigi, alertara sobre la chance que el estadio Beira Río no sea parte del Mundial por costos relacionados a su puesta a punto.

"La parte que Inter va a pagar es la mayor de todas. Además del estadio, estamos cediendo áreas como el gimnasio, el centro de eventos y estacionamientos propios del estadio (costo estimado en 12.7 millones de dólares) y las demás cuestiones referentes a las estructuras provisorias, Inter no las asumirá", manifestó Fortunati.

A su vez, el alcalde remarcó que la administración municipal no puede invertir en recursos que no quedarán "como legado" para Porto Alegre.

El propio Fortunati mantendrá hoy una reunión con representantes de la secretaría de la Copa del Mundo, del gobierno de Río Grande del Sur y el secretario general de FIFA, Jerome Valcke, para definir la situación de la sede.

Argentina jugará en el estadio Beira Río el 25 de junio, ante Nigeria, por el tercer partido del grupo F de la Copa del Mundo 2014, que se desarrollará en Brasil.